Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Tecnoestrés, tecnofobia, tecnofatiga y tecnoadicción: las amenazas para el trabajador del siglo XXI

Según un estudio elaborado por la Universidad Internacional de Valencia

Publicado en Empleo
Foto de Tecnoestrés, tecnofobia, tecnofatiga y tecnoadicción: las amenazas para el trabajador del siglo XXI
Con la irrupción y expansión de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) se han alcanzado cotas de productividad jamás vistas, así como una mejora sustancial en la comunicación y la coordinación empresarial. Sin embargo, con ellas también han surgido nuevos riesgos psicosociales para la salud del trabajador, según informa el estudio Influencia de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) sobre la salud de los trabajadores, elaborado por Pedro R. Gil-Monte, profesor colaborador del Grado de Psicología de la Universidad Internacional de Valencia (VIU).



Máster Universitario en Terapias Psicológicas de Tercera Generación Online

Fomento de práctica clínica avanzada para PIR, unidades de conductas adictivas, residencias de mayores, asociaciones de pacientes crónicos, etc..



El estudio explica que el tecnoestrés es un problema de adaptación debido a la falta de habilidad de un individuo para manejar las nuevas tecnologías, que puede tener efectos negativos directos o indirectos.

Dentro del tecnoestrés, se encuentra la tecnofobia, aparición de ansiedad y malestar en el trabajador cuando tiene que utilizar alguna TIC para el desempeño de su trabajo; la tecnofatiga, cansancio y fatiga psicológica o cognitiva por la exposición continua a la tecnología informática; y la tecnoadicción, necesidad incontrolable de utilizar las TIC que deriva en comportamientos obsesivo-compulsivos.

El informe señala que los trabajos con ordenador requieren tiempos de concentración prolongados con gran demanda mental, lo que da lugar a un riesgo psicosocial por exceso de carga mental y a la fatiga psicológica, además de ansiedad por la necesidad de adaptarse constantemente a los cambios introducidos en las TIC y a otras amenazas como el ciberbullying.

Por otro lado, el estudio también explica los riesgos ergonómicos -dolores de espalda, artritis, etc- que entraña la realización de tareas que requieren movimientos repetitivos y adopción de posturas mantenidas en el tiempo.

Pese a todos los inconveniente enumerados, el autor del informe recuerda que la evolución de las TIC en el trabajo “tiene también aspectos muy positivos como la mejora de los procesos de comunicación, la coordinación, el facilitar el intercambio de información, que ha hecho posible el desarrollo del trabajo flexible y la virtualización del entorno laboral, lo que puede contribuir al bienestar en el trabajo”.

Rellena el formulario para solicitar información sin compromisodel Máster en prevención de Adicciones (Online)