Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Los contactos: la puerta a miles de ofertas de trabajo ocultas

Familia y compañeros de anteriores empleos son dos pilares fundamentales a la hora de encontrar un puesto de trabajo. Sin embargo, no son los únicos contactos que hay que incluir en la red.

Publicado en Empleo
Foto de Los contactos: la puerta a miles de ofertas de trabajo ocultas
Lejos quedan ya aquellos años en los que para encontrar un trabajo había que acudir a las secciones de anuncios de los periódicos en los que aparecían diferentes ofertas de empleo a las que se enviaba el currículo. Hoy en día, los medios en los que se publican las vacantes han cambiado: plataformas de empleo, redes sociales, oficinas de empleo de la comunidad autónoma correspondiente o bien el portal nacional… Es la era del networking: hacer contactos, y saber mantenerlos.

 
Hay ofertas de trabajo que nunca se publican (mercado oculto) y se cubren por los contactos

La mayor oferta de puestos de trabajo no se encuentra por ninguna de las vías tradicionales. Las necesidades de personal se cubren muchas veces a través del denominado mercado oculto. Es decir, son aquellas ofertas de trabajo que nunca se publican y que solo se difunden a través de conocidos o de relaciones previas. Incluso, en muchas ocasiones, se ofrecen directamente a una persona.

>>Curso con salidas: Curso de Técnico Superior de Gestión de Programas de Empleo


Cómo acceder al mercado oculto de ofertas de trabajo


Aunque pueda parecer que el porcentaje es escaso, lo cierto es que las ofertas de empleo en este mercado oculto suponen aproximadamente el 75% del total, según un estudio de Lee Hecht Harrison. Y, ¿cómo se puede acceder a ellas? Lo que hay que hacer es formar parte de una red de contactos en la que no pueden faltar cinco agentes clave:

Contactos personales


Uno de los pilares fundamentales de los contactos que pueden ayudarte a encontrar un empleo son los amigos y familiares. Es decir, todas aquellas personas que son más próximas a ti, aunque no formen parte de tu mundo laboral.

Todas ellas deben saber que estás interesado en encontrar un empleo o bien hacer un cambio de puesto de trabajo, entre otras posibles razones, porque así te podrán informar de las vacantes de las que se enteren o que les llegue a ellos por el boca a boca.

Aunque es una red cercana, no hay que olvidarse de trabajarla, estableciendo el contacto periódicamente para que no se enfríe la relación y se pierdan oportunidades laborales.

>>Te puede interesar: Curso de Técnico de Formación para el Empleo. Formador de Formadores

Contactos profesionales


Otro de los ejes clave de la red de contactos para encontrar empleo son todas aquellas personas con las que has trabajado, incluyendo jefes o directivos.

Mantener el contacto con ellos, aunque ya no estés en esa empresa –incluso aunque te hayan despedido-, es clave porque pueden recomendarte para otros empleos o bien comentarte oportunidades de vacantes en otras compañías a las que ellos mismos se marchen para seguir avanzando en su carrera profesional.

Redes sociales


Cuando se está buscando un empleo –ya sea el primero, una nueva oportunidad o un cambio de actividad, entre otros motivos-, las redes sociales hoy en día no deben faltar. Son un excelente canal para conocer a otras personas de ayuda en la trayectoria profesional, para establecer lazos, crear sinergias, realizar colaboraciones…

Puede que los efectos no se noten a corto plazo, pero son siempre beneficiosos. Pero, para que esto funcione, siempre tienes que estar en contacto con personas que realmente tengan perfiles cualificados y relacionados con tus objetivos profesionales.

Evidentemente, en este proceso, las redes más indicadas son las profesionales como LinkedIn, pero tampoco hay que olvidarse de revisar otras como Twitter donde también se pueden encontrar contactos interesantes. Incluso, algunas empresas publican sus ofertas de empleo en esta red.

>>Aprende a dominar las Redes Sociales: Curso monográfico de marketing digital y redes sociales (nivel avanzado)


Empresas


Las propias compañías deben estar también incluidas en la red de contactos. Si no se conoce a nadie en la empresa, lo importante es conseguir el contacto de la persona responsable de Recursos Humanos para enviarle el currículo directamente tanto para responder a una oferta como si se opta por una autocandidatura.

Nunca se debe dejar el currículo sin más porque es un proceso que no lleva a ninguna parte porque no permite ampliar la red de contactos con la que luego establecer posibles colaboraciones y estrechar lazos, por ejemplo, a través de redes sociales.

Ferias de empleo


Las ferias de empleo son también una excelente plataforma para hacer buenos contactos profesionales. Allí hay muchas instituciones, agencias de trabajo, empresas… que reclutan candidatos directamente o bien recogen currículos en sus expositores. Este tipo de eventos tiene la ventaja de que también permite establecer un contacto inicial porque, a veces, se hacen pequeñas entrevistas.

Y, para que estos cinco grupos de contactos para encontrar empleo sean útiles, no hay que olvidarse de trabajarlos. De nada sirve tener las tarjetas y guardarlas en un cajón. Se debe ser proactivo y dinámico, aparte de mantener el contacto una vez hecho, por ejemplo, a través de redes sociales.

>>BECAS casi totales para Máster en Dirección de Recursos Humanos. Más info a través de este formulario:

Máster en dirección de recursos humanos

Noticia relacionada con Empleo: 
Cómo superar las preguntas trampa de la entrevista laboral según LinkedIn