Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Las perspectivas del mercado laboral para la población joven mejoran solo a nivel global

La falta de un mercado laboral estable está haciendo que un parte de la juventud mundial destine su tiempo a la formación.

Publicado en Empleo
Foto de Las perspectivas del mercado laboral para la población joven mejoran solo a nivel global
Ser joven en un mercado de trabajo como el actual no es fácil, y si no que se lo pregunten a esos dos de cada cinco jóvenes que, a día de hoy, pese a ser económicamente activos siguen estando desempleados o que aún trabajando viven en condiciones de pobreza. Partiendo de este escenario, decir que la crisis del empleo juvenil se está atenuando puede parecer una osadía, aunque así es al menos si se habla en términos globales.

»Ver cursos de IDIOMAS + TRABAJO

Según el informe Tendencias Mundiales del Empleo Juvenil 2015, realizado por la Organización Mundial del Trabajo, el número de jóvenes desempleados ha disminuido de 76,6 millones en 2009 a 73,3 millones en 2014, dejando una tasa de desempleo del 13% que se mantuvo entre 2012 y 2014, un 1,3% más que la que alcanzaba en 2007 justo antes de la crisis.

»Ver CURSOS PARA JÓVENES

Pero esta mejora estadística no es tanta cuando se baja a lo concreto. La tasa de desempleo y la forma en que éste afecta a la juventud depende de la región en la que se nazca. Para el mismo periodo en el que la tasa de desempleo juvenil a nivel global se mantiene, empeora en las regiones de Asia y el Oriente Medio y África del Norte. En las economías desarrolladas mejoró, aunque dos tercios de los países europeos superó el 20% y un 35,3% de los jóvenes llevara más de un año buscando un empleo. Las zonas de Europa Central y del Sudeste (no-UE) y CEI, Latinoamérica y el Caribe y África Subsahariana dieron muestras de una tendencia a la baja tanto en el corto como el medio plazo.

»Ver cursos de COOPERACIÓN
El empleo temporal aumenta en Europa y cada vez son más los jóvenes que estudian y trabajan

Si bien las perspectivas de carrera son cada vez más inestables en todas las regiones, según la OIT, en aquellas donde tener un contrato fijo fue alguna vez norma esa incertidumbre sobre el futuro puede tener un mayor impacto. El empleo temporal aumenta en Europa y cada vez son más los jóvenes que estudian y trabajan al mismo tiempo. Vulnerabilidad e irregularidades laborales son rasgos que caracterizan los empleos de los jóvenes de los países en desarrollo, además de la falta empleo formal y de protección social. En 2013, un 37,8% de los jóvenes con trabajo en los países en desarrollo vivía con menos de 2 dólares al día.
Invertir en formación, una salida para quienes pueden

Ante la incertidumbre laboral, una parte de la juventud decide invertir sus esfuerzos en seguir formándose. Pero sólo es la parte de la población que puede. Millones de jóvenes abandonan la escuela de manera prematura para incorporarse al mercado de trabajo. Y el porcentaje de jóvenes sin ningún tipo de cualificación oscilan entre el 31% en países con bajos ingresos y el 2% de los países con ingresos medios altos.

»Ver cursos para MEJORAR MI EMPLEABILIDAD: IDIOMAS | REDES SOCIALES | MARKETING

El hecho de conseguir un trabajo decente y estable cuesta diferente si has nacido en Europa o en África Subsahariana, también el nivel de estudios y por género. La juventud africana puede tardar hasta tres años en conseguir un trabajo cuando la media que arroja el estudio está en torno a los 19,3 meses; 18,8 si eres hombre y un mes más si eres mujer. La diferencia se triplica cuando valoramos este tiempo en función del nivel de escolarización adquirido: con educación superior, 9,7 meses y si tan sólo se ha terminado la primaria, 29,1 meses.

Con este escenario no es de extrañar que, al menos en la oficialidad de la agenda mundial, el empleo juvenil sea una prioridad. La Agenda 2030 para el Desarrollo lo incluye en su estrategia general. La solución pasa por políticas destinadas a la juventud. ¿Cómo? Invertir en la educación de la más alta calidad posible, apoyar el aprendizaje permanente para la adaptación al cambio tecnológico y el mercado de trabajo, ofrecer una mayor seguridad social y servicios de empleo e dedicar una especial atención a los jóvenes con menos recursos que favorezcan la igualdad de oportunidades.



Más información:

TENDENCIAS MUNDIALES DEL EMPLEO JUVENIL 2015. Promover la inversión en empleos decentes para los jóvenes