Europa busca lingüistas: plazas para profesionales en seis idiomas

Europa busca lingüistas: plazas para profesionales en seis idiomas

Si tienes habilidades lingüísticas, dos idiomas y te apetece trabajar en Luxemburgo, el Parlamento Europeo y el Tribunal de Justicia buscan tu perfil.

Nuevas plazas para lingüistas en Europa. El Parlamento Europeo y el Tribunal de Justicia buscan a correctores de pruebas y verificadores lingüísticos de griego, español, estonio, irlandés, italiano y portugués para trabajar en sus servicios lingüísticos. 

Ambas instituciones se encuentran en Luxemburgo y la oferta de trabajo incluye la corrección de pruebas de manuscritos, la verificación de textos traducidos para comprobar su coherencia con el original, la preparación y revisión de pruebas para ser publicadas en diferentes medios, y la preparación de manuscritos en papel o formato electrónico, teniendo en cuenta que hay que revisar sintaxis, ortografía y corrección gramatical. 

>>Recomendado: Curso de Lingüística y metodología de la Lengua Española

Entre otras tareas, los profesionales tendrán que verificar la coherencia de los textos y adaptarlos a las correspondientes normas de estilo, con la terminología adecuada. Además, otra de las funciones de las personas elegidas será participar en el proceso de control de calidad de traducciones y documentos

La categoría será AST 3 con un salario en torno a 2.900 euros brutos mensuales.

Entre las ventajas del puesto, cabe destacar que los interesados tendrán la oportunidad de unirse a una comunidad de expertos y trabajar en equipos multiculturales e internacionales, lo que se traduce en la oportunidad de ampliar sus conocimientos y capacidades. 

>>Te puede interesar: Máster Universitario en lingüística aplicada a la enseñanza de español como Lengua Extranjera

<formulario cursoId=»220725″ />

Cómo presentar tu candidatura

 

Solicitudes hasta el 23 de marzo de 2021.

Para presentar tu candidatura hace falta ser ciudadano de la UE y tener un conocimiento de al menos dos lenguas de la UE. En una de ellas se exige un conocimiento perfecto y en la otra, que puede ser el inglés o el francés, se requiere un conocimiento satisfactorio.

Además, los candidatos deben haber completado sus estudios superiores y deben contar con una experiencia profesional mínima de tres años en un ámbito relacionado con el trabajo a desarrollar.

Otra posibilidad es haber completado la enseñanza secundaria y contar con una experiencia profesional de seis años, tres de los mismos relacionados con la naturaleza de las funciones.

 

Noticia relacionada: Ser profesor de español en Europa: vacantes de Noruega a Suiza