Mirada de envidia.

Foto: Mirada de envidia.

Envidia en el trabajo: cómo actuar para no ser el blanco del resto de compañeros

Descubre cómo detectar la envidia en el entorno laboral, cuáles son las principales causas que la motivan y claves para protegerse de este sentimiento tan negativo o para evitar sentirlo.

Envidia en el trabajo. ¿Cómo gestionarla? A quien nada vale, no le envidia nadie. Y esto dicho tan popular en España podría ser una perfecta definición de lo que sucede en el trabajo. Y es que es habitual que las personas más brillantes, capacitadas, competentes y que mejor desarrollan su trabajo sean las más criticadas y denostadas por el resto de las personas. E incluso a veces por sus propios jefes.

Si te has convertido en blanco de la envidia en el trabajo, descubre cómo detectar la envidia en el entorno laboral, sus principales causas y unas sencillas claves para protegerte de este sentimiento tan negativo:

¿Cómo saber si eres víctima de la envidia en el trabajo?

En el entorno laboral, la envidia puede dar lugar a situaciones realmente problemáticas e, incluso, constitutivas de algún tipo de delito como los relacionados con el mobbing o el acoso laboral.

Pero además de esto, es habitual que las personas envidiadas sufran estrés por esta situación y empiecen a sentirse mal, llegando a caer incluso en una depresión y a verse a sí mismas como incompetentes.

Normalmente son efectos que no aparecen de forma inmediata, sino que se producen de manera progresiva. Comienzan con un sentimiento de rencor y buscando los puntos débiles de una persona o destacando sus posibles fallos delante de compañeros y jefes, que además se magnifican.

A todo ello, con frecuencia, le siguen comentarios perniciosos que descalifican las aptitudes y actitudes de la persona. También pueden producirse ataques físicos y psicológicos.

>> Ver Cursos de Dirección de Equipos.

¿Cómo detectar a un compañero envidioso?

Para comprender la envidia y saber cómo protegerse de ella, también es recomendable entender por qué se produce. O lo que es lo mismo, saber diagnosticar las razones que la acompañan.

En el caso de la envidia laboral, ésta suele estar provocada por algunas causas concretas como, por ejemplo, el favoritismo. Esto se produce cuando el resto de empleados observan diferencias visibles en el trato recibido por parte de la empresa.

Otra causa muy frecuente de envidia en el trabajo es la baja autoestima de algunos empleados. Y es que las personas que sufren baja autoestima, tienen más riesgo de sufrir envidia en algún momento de su carrera profesional.

También la ausencia de trabajo en equipo está reñida con una mayor probabilidad de sufrir envidia en el entorno laboral. O lo que es lo mismo, cuando en una empresa existe un ambiente demasiado individualista y de rivalidad entre compañeros.

>> Ver Cursos de Coaching de Equipos.

¿Qué puedes hacer si te tienen envidia en el trabajo?

¿Qué se puede hacer en este tipo de situaciones cuando uno es el ‘blanco’ de las envidias? Varios son los consejos que se pueden seguir para gestionar esta situación:

Evitar el afán de protagonismo

Aunque cada trabajador tiene su espacio y su papel en la empresa, hay que llevar cuidado con el afán de protagonismo en las reuniones grupales o en tareas que se realicen en equipo. Y es que aunque tu tengas tu propio espacio, lo cierto es que también debes aprender a respetar el espacio de los demás.

Para evitar estas incómodas situaciones, tan sólo debes utilizar tu propio sentido común y no monopolizar la atención de los demás.

No cambiar el trato hacia los demás

Aunque las circunstancias ya no sean las mismas de antes, es importante trata de no cambiar el trato hacia los demás para no generar envidias entre compañeros de trabajo. A lo mejor has logrado ese tan deseado ascenso, pero procura que tu núcleo en el trabajo continúe siendo el mismo de antes. No hay que olvidar que la sencillez y la humildad deben estar por encima de todo, aunque las circunstancias hayan cambiado.

Mantenerse ajeno a las críticas

Intentar mantenerse ajeno a las críticas es otra de las claves para evitar suscitar envidias y otras rencillas en el ambiente laboral. Esto significa intentar ser una persona transparente en el trato, para que los demás perciban la autenticidad que hay en uno mismo y en sus comportamientos.

Y recuerda que…

Es imposible caerle bien a todo el mundo. Por ello, si notas que algún compañero empieza a sentir envidia de ti, no entres en el juego de creer que debes hacer algo para cambiar esa incómoda situación. Hay que intentar tratar a esa persona con cordialidad y centrar la atención principal en aquellos compañeros que constituyen el principal apoyo.

¿Y qué puedes hacer tú para no sentir envidia de los demás?

La envidia en el trabajo no solo debe trabajarse cuando se es objeto de ella por parte de otros compañeros, también es positivo no sentirla para mantener un buen entorno laboral. Y, en estos casos, ¿qué se puede hacer?

Pues uno de los primeros pasos que se pueden dar es no obsesionarse con los logros de los demás. Y es que, todos debemos ser conscientes de que hay profesionales que son mejores que nosotros, pero que también los hay peores.

Otro consejo muy práctico para no sentir envidia de los demás, es aprender a transformar la envidia en admiración. De este modo, se podrá mantener una buena relación con el resto de compañeros.

También es conveniente ser más empático. Esto quiere decir que hay que ponerse en el día a día de esa persona de la cual se tiene envidia y esto, seguro, ayudará a acabar con ese sentimiento tan negativo.

Y finalmente, los expertos en psicología recomiendan trabajar la superación personal para mejorar la forma de ser y las propias habilidades y capacidades en el trabajo. Esto permitirá avanzar y situarse en el nivel del resto de compañeros y hará desaparecer la envidia.

compañeros empresa envidia trabajo trabajo en equipo