El desigual mazazo al empleo de los jóvenes según un informe del SEPE

El desigual mazazo al empleo de los jóvenes según un informe del SEPE

El descenso en la contratación de jóvenes en 2020 deja datos muy desiguales en cuanto a provincias, actividad y nivel formativo.

Según el Informe del Mercado de Trabajo de los Jóvenes del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), con datos de 2020, el número de menores de 30 años afiliados a la Seguridad Social en España representaba el 13,63 % del total, cuando en el año 2007 la cifra era del 23%.

Por tipo de contrato, la contratación temporal en jóvenes menores de 25 años fue la gran protagonista en 2020, pues representó el 91,3%, y la indefinida alcanzó tan sólo el 8,6%, una cifra que llegó al 10,4% en los jóvenes de entre 25 y 29 años.

Descenso desigual en la contratación de jóvenes

El informe destaca que el descenso de contratación juvenil no afectó por igual a todos los territorios, ya que las provincias más afectadas fueron aquellas que tienen una dependencia más directa con el turismo y la hostelería. Destacan entre ellas Cataluña, Melilla y Madrid. Además, en el caso de las Islas Baleares, perdió en 2020 una de las primeras posiciones que tradicionalmente siempre ocupaba.

Por grupos de edad, este informe destaca que el grupo de 16 a 19 años fue el más afectado por la crisis, pues representó solo el 10,35% sobre el total de la contratación juvenil en nuestro país. Y por sexo, la contratación masculina representó un 56,15% y la femenina un 43,85%, frente al 53,50% y 46,50%, respectivamente de 2019.

En cuanto al desempleo de larga duración (más de un año inscrito en los servicios de empleo) la cifra ascendió al 22,40 %, cuando en 2019 afectaba al 14,67 %. Este estudio revela que, el perfil del joven parado de larga duración es el de una mujer de 25 a 29 años con estudios primarios o no acreditados y sin experiencia laboral previa.

Empleo según el nivel formativo

Además, el SEPE dedica un apartado especial en el informe a la formación que tenían los jóvenes que firmaron un contrato laboral durante el pasado años. El grueso de la contratación juvenil se concentró entre los jóvenes que habían superado la Educación Secundaria Obligatoria o entre los que no tenían acreditado su nivel de estudios, pues la suma de ambos grupos superó el 60% del total de contratos.

El resto de contrataciones según el nivel de formación se repartió de la siguiente manera: un 15,40% de los contratos fueron por jóvenes que habían alcanzado una titulación de Formación Profesional, de grado medio o superior.

Sin embargo, sólo el 9,89% de los contratos firmados en 2020 correspondieron a jóvenes que estaban en posesión de una titulación universitaria. Y de éstos, las familias profesionales de Medicina, Enfermería y Magisterio fueron las únicas que registraron un descenso interanual del número de demandantes parados.

Contrataciones por sectores de actividad

Este informe también analiza cuáles fueron los sectores económicos en los que más afectó el desempleo juvenil en 2020 y destaca que, algunas actividades como agencias de viajes, operadores turísticos, actividades de creación artística y espectáculos, publicidad y estudios de mercado, y actividades deportivas y de entretenimiento, redujeron su tasa de empleo hasta en un 50%.

Por el contrario, las actividades económicas donde la tasa de estabilidad contractual fue más elevada (más de 35 contratos de cada 100 fueron indefinidos), fueron las actividades de organizaciones y organismos extraterritoriales, las actividades relacionadas con la programación y consultoría informática, las actividades inmobiliarias, y las actividades jurídicas y de contabilidad.