Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

El absentismo laboral sin justificación, un problema real en España

Alrededor de 263.000 empleados no van a trabajar cada día, aunque no están de baja laboral. La motivación es clave para reducir el absentismo laboral.

Publicado en Empleo
Foto de El absentismo laboral sin justificación, un problema real en España
El absentismo laboral se redujo en los años más intensos de la crisis económica, aunque últimamente ha vuelto a repuntar. Un estudio de Randstad relativo al último trimestre de 2018 pone de manifiesto que cerca de 263.000 personas no van a trabajar cada día, a pesar de que no están de baja laboral, lo que supone un importante problema de productividad empresarial y de sobrecarga para otros empleados, así como una pérdida de calidad del trabajo. Y eso no es todo porque este absentismo laboral cuesta unos 85.140 millones de euros, según datos de Adecco.

 
El absentismo laboral también se debe a una sociedad cada vez más envejecida y más digital

El absentismo laboral sin justificación responde a varias causas. Una de las principales está relacionada con los cambios en el entorno laboral. Un aspecto sobre el que ha llamado la atención la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y que está vinculado con los “cambios en las prácticas de trabajo y los cambios tecnológicos, así como los cambios demográficos y medioambientales, que están generando nuevas inquietudes sobre la seguridad y la salud en el trabajo”, explica Mar Sabadell, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), quien añade que el absentismo también se debe al aumento progresivo de los riesgos psicosociales, el estrés laboral y los trastornos musculoesqueléticos de una sociedad que está cada vez más envejecida y que es más digital.

Y aún hay más causas como la escasa flexibilidad que impide conciliar vida laboral y familiar, falta de motivación, baja satisfacción laboral, poca integración, el clima laboral hostil o la escasa adaptación del empleado al puesto de trabajo, entre otros muchos factores que cada vez se detectan más en el ámbito laboral a raíz de esos cambios que se están produciendo, añade Mihaela Enache, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC.

Ante esta situación, ¿qué se puede hacer? Lo cierto es que hay solución, pero siempre que el problema del absentismo laboral no justificado se aborde desde una perspectiva preventiva, que pasa inexcusablemente por que el empleado tenga una percepción positiva del clima organizacional. Un proceso que puede hacerse a través de seis medidas, segçun la profesora Enache:

1. Conciliación


Introducir medidas como la flexibilidad horaria o el teletrabajo, entre otras, que ayuden a conciliar vida laboral y familiar.

2. Más participación


Delegar en el empleado y empoderarlo, así como favorecer su participación en el proceso de toma de decisiones.

3. Reconocimiento


El empleado que ve reconocidos sus logros en el trabajo y que observa que tiene oportunidades reales de desarrollo interno y de crecimiento personal en la empresa en la que trabaja tiende a ausentarse menos.

4. Compromiso


El absentismo laboral también se reduce con el fomento del compromiso afectivo entre la empresa y el empleado, lo que puede conseguirse con políticas impulsadas desde los departamentos de Recursos Humanos como, por ejemplo, organizar actividades entre la plantilla, fomentar el trabajo en equipo o llevar a cabo jornadas de asesoramiento o coaching.

5. Cultura


También es importante integrar la cultura emocional en la cultura corporativa para despertar el compromiso de las personas y promover su bienestar.

6. Colaboración


Otra de las medidas efectivas para reducir el absentismo laboral no justificado es fomentar la colaboración entre las personas de la plantilla para que se genere una interdependencia positiva entre los empleados y se despierte un sentimiento de pertenencia, disminuyendo a su vez los conflictos disfuncionales.

Noticia relacionada: El lenguaje sí importa en las ofertas de empleo