Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Becas y prácticas: pasarela de empleo a falta de una buena regulación laboral

¿Cuántos becarios o jóvenes en prácticas consiguen un contrato indefinido? España es uno de los países europeos con más porcentaje de personal en prácticas y apenas un tercio consigue estabilidad laboral en la empresa donde comienza su trayectoria.

Publicado en Becas
Foto de Becas y prácticas: pasarela de empleo a falta de una buena regulación laboral
Es difícil encontrar a un profesional que no haya iniciado su andadura profesional como becario. Una figura que cada vez se ha ido asentando más en las empresas, instituciones, organizaciones… con el fin de favorecer que los jóvenes que se están formando o bien acaban de finalizar su formación académica puedan tener una primera experiencia profesional, que les abra las puertas del mercado de trabajo.

 
Se calcula que en España hay alrededor de 70.000 becarios

Y es que, en la actualidad, cuesta conseguir un empleo sin esa experiencia previa. Un motivo por el que las becas y prácticas son una de las vías más utilizadas para adquirirla. De hecho, se calcula que en España hay alrededor de 70.000 becarios. Además, registra el porcentaje más alto de Europa de prácticas tras los estudios, junto con Eslovenia: siete de cada diez estudiantes –el 67%-, las hacen.

>>Curso con salidas: Curso de Atención sociosanitaria para personas dependientes en instituciones (con prácticas)

 
Prácticas: apenas tres de cada diez jóvenes logra un contrato indefinido tras sus prácticas

Pero, ¿qué destino tienen al acabar ese período? ¿Permanecen en esa empresa? La respuesta no es muy positiva, aunque hay diferencias entre las becas y las prácticas. Solo el 27% de los contratos de formación y de prácticas se convierten en indefinidos, de acuerdo con los datos facilitados desde el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), extraídos del comportamiento en los últimos meses de 2019. Esto supone que siete de cada diez estudiantes no se terminan insertando en el mercado laboral tras el fin de las prácticas.

 
Becas: cuatro de cada diez becarios consigue un contrato indefinido tras su beca

En las becas, la situación es ligeramente más favorable. El 37,7% de los becarios consigue un contrato indefinido. El porcentaje de inserción más bajo se observa en los contratos de formación en los que este ratio cae hasta el 6,4%.

>>Hemos encontrado: BECAS 70% para MBA Online. Más info aquí

La clave para lograr un contrato


Y, ¿cómo conseguir ser contratado? Para lograr este objetivo, no es suficiente con desarrollar las tareas correctamente, sino que es importante tener una “buena relación con el supervisor y con las personas de la empresa con las que se interactúa para conseguir integrarse en el equipo y generar una red futura”, según explica Eva Rimbau, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UCO y experta en Recursos Humanos.

Igualmente, ayuda formar parte de la cultura corporativa. Y esto implica respetar el código de vestuario, el tiempo de descanso, el uso de Internet o las pautas que haya para las llamadas telefónicas, entre otras. Dentro de la relación en la empresa, es clave pedir la opinión de las tareas desarrolladas al supervisor para mostrar interés, abordar tareas fáciles… Y, por supuesto, trabajar y tener paciencia –añaden desde la UOC-, aunque luego hay otra serie de factores que, en realidad, no están en la mano del becario.

>>Te puede interesar: Curso de Recepcionista de hotel con prácticas

Dificultades de los becarios


La contratación no es el único problema que afecta a este colectivo. El informe ‘The experience of traineeships in the EU’ de la Comisión Europea arroja más luz sobre la situación: el 58% de los alumnos en prácticas en el Estado no percibe ninguna remuneración.

Y, a ello, se suma todo el desconocimiento de la regulación de los derechos de los becarios porque se depende del convenio que haya firmado la empresa con la universidad o el centro docente. Esto se produce porque no hay una regulación legal sobre las condiciones de trabajo del becario. Es una situación que presenta diferentes problemas.

Según explican desde CC.OO. a través de su informe ‘Aprendices, becarios y trabajo precario’, cada convenio tiene sus particularidades y esto da paso a que pueda haber unas condiciones de trabajo precarias para el becario aunque, a veces, el problema se centra en la falta de detalle de las tareas, horarios, posibles retribuciones, rescisión de las prácticas… Esto a su vez podría derivar en abusos si no se han recogido bien con detalle todos los aspectos de la relación en el convenio.

Y, precisamente, esta situación también puede dar paso a la aparición de la figura del falso becario, lo que se produce cuando, por ejemplo, tiene una jornada laboral que es parecida a la de un empleado con alrededor de 40 horas semanales.

Sin embargo, en España, más se ha avanzado en la cotización a la Seguridad Social a la que el becario tiene derecho mientras esté participando en un programa vinculado a los estudios universitarios o de formación profesional y que incluya prácticas con contraprestación económica.

Es un paso. Pero, aún queda camino por recorrer. El informe de CC.OO. apunta a la falta de un estatuto de la persona en prácticas en el que se incluyan todos los derechos y se vele por ellos porque, ahora, la resolución de conflictos entre becario y empresa se basa en la jurisprudencia por la falta de concreción de la regulación, así como por la dispersión de normativas y decretos existentes.

>>BECAS 70% para Curso de Diseño Gráfico. Más info a través de este formulario:

Diseño gráfico