Becas y ayudas que puedes solicitar en las distintas etapas de tu carrera investigadora

Ayudas FPU, Marie Curie, Beatriz Galindo o las becas la Caixa. Conoce las ayudas de investigación que puedes solicitar en esta nueva recopilación de FECYT.

España cuenta con unos 80.000 estudiantes que han decidido iniciarse a en la carrera investigadora a través de estudios de doctorado. Según la estadística Datos y Cifras del Sistema Universitario español, las áreas de estudio que más alumnos de doctorado acaparan son la de Ciencias Sociales y Jurídicas, con un 27% del total de los estudiantes de doctorado, y el área de Ciencias de la Salud, que aglutina a un 23% del total de investigadores. 

Sin embargo, tanto en nuestro país como en el extranjero, investigar supone para quienes se lanzan a ello, una mezcla entre una aventura personal apasionante, y también entre un gran reto a nivel personal que requiere de hacer grandes esfuerzos, a nivel económico y a nivel personal. 

 

Embarcarse en la carrera investigadora también conlleva un esfuerzo económico importante.

Por ello, se estima que en España, tan sólo un 0,8% de la población posee estudios de doctorado, frente al país que más tiene que es Estados Unidos, con un 1,8% de la población que cuenta con este tipo de estudios de investigación, según datos de la OCDE.

Y es que, sacar adelante una carrera investigadora implica invertir en años de dedicación y estudios ya que, primero hay que cursar un grado, después el máster y tras él, hay que superar un programa de doctorado que, de media, suele durar entre tres y cinco años. En total, todo esto puede suponer pasar una media de diez años en la universidad sin cobrar ningún tipo de remuneración. 

Por ello, las becas se han convertido en una buena opción para sacar adelante una carrera investigadora, ya que el alumno matriculado en universidades españolas tiene derecho a pedir una serie de ayudas y becas procedentes, tanto del sector público como del sector privado. 

La Fundación Española para la Ciencia y Tecnología – FECYT ha presentado la 5ª edición del Researcher Career Path in Spain at a Glance (ver aquí) en donde  se muestra un completo diagrama de las distintas etapas de la carrera investigadora, y  en el que se identifican todas las ayudas que se pueden solicitar.

Ayudas en la etapa pre-doctoral y doctoral

La etapa pre-doctoral es todo el periodo que comprende el proceso previo a la defensa de la tesis doctoral. Durante el último curso de grado, los estudiantes pueden obtener una beca de colaboración que se realiza en los distintos departamentos universitarios o en otros grupos de investigación en organismos públicos de Investigación, esto les permite conocer el tipo de investigación que se lleva a cabo en los diferentes grupos de investigación.

En total, el doctorado tiene una duración de cuatro años, divididos éstos en una primera parte que consiste en un máster (de entre 60 y 120 ECTS) y que permite al investigador pasar a la etapa de investigación del doctorado, propiamente dicha. 

En esta fase destacan, por ejemplo, las ayudas FPU (Ayudas para la Formación del Profesorado Universitario) que cada año convoca el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Éstas son becas destinadas a la formación investigadora en programas para conseguir el título de doctor o la adquisición de competencias docentes universitarias en cualquier campo científico.

Estas becas se convocan cada año durante el mes de octubre aunque, este año de momento, no está todavía la convocatoria disponible. 

>> Te recomendamos: Máster en investigación clínica y de gestión del conocimiento científico online

Otras ayudas interesantes para esta etapa de la carrera investigadora son las becas de Formación de Doctores, que convoca la Agencia Estatal de Investigación y que van destinadas a financiar contratos laborales bajo la modalidad de contrato predoctoral. 

En este caso, también se convocan a lo largo del mes de octubre pero todavía no se ha anunciado la convocatoria de 2020 en la página web de la Agencia Estatal de Investigación. 

En cuanto a las ayudas que llegan desde la UE destacan, por ejemplo, las Marie Skłodowska-Curie actions (MSCA), unas becas que permiten a las organizaciones centradas en la investigación (universidades, centros de investigación y empresas) albergar investigadores extranjeros talentosos y crear asociaciones estratégicas con instituciones líderes en todo el mundo. 

Otras ayudas para la investigación doctoral llegan cada año desde el Instituto de Salud Carlos III y su objetivo es la financiación de contratos Predoctorales de Formación en Investigación en Salud. 

En este momento y hasta el próximo 22 de octubre, está abierto el plazo de solicitud para optar a una de las ayudas de Infraestructura de Medicina de Precisión asociada a la Ciencia y Tecnología (IMPaCT)

Las comunidades autónomas también ofrecen sus propias becas de formación pre-doctoral, como es el caso de Aragón, Asturias (a través del programa Severo Ochoa), Baleares, o las becas GAIN de formación pre-doctoral que llegan desde Galicia. 

La Comunidad de Madrid cuenta con su propia línea de ayudas para la contratación de investigadores predoctorales, así como con otra convocatoria de becas anuales para la realización de doctorados industriales.

En el País Vasco destaca la convocatoria del Programa Predoctoral de Formación de Personal Investigador No Doctor correspondiente al curso 2020-2021, recientemente convocada. Y en la Comunidad Valenciana, destacan las becas para la excelencia científica de juniors investigadores (SEJI-2020) o el programa CIDEGENT-2020, que son ayudas para la contratación de investigadores o doctores de excelencia para desarrollar proyecto de I+D. 

En cuanto a la iniciativa privada, cada año llegan de la mano de la Caixa las becas INPhINIT, programa de becas de doctorado de la Obra Social La Caixa, que cada año se convoca en el mes de noviembre. 

>> Te puede interesar: Máster en Dirección de Sistemas de Información y Tecnología Empresarial online

Ayudas en la etapa post-doctoral 

En esta etapa de la carrera investigadora el estudiante perfecciona y se especializa en un área determinada de investigación y, normalmente, se desarrolla mediante procesos de movilidad o mediante la contratación laboral temporal.

Desde el Ministerio de Universidades se convocan cada año las becas Beatriz Galindo modalidad Junior (universidades) para la atracción del talento investigador que ha realizado parte de su carrera profesional en el extranjero. En esta edición se han concedido un total de cien ayudas, 60 para personal investigador junior y 40 para personal investigador senior. 

Además, desde la Agencia Estatal de Investigación se convocan cada año las Ayudas Juan de la Cierva de Formación, las ayudas Juan de la Cierva de Incorporación y las ayudas para contratos doctorales Torres Quevedo. Todavía no se ha abierto la convocatoria de este año 2020.

Desde las comunidades autónomas, varias cuentan también con su propia línea de ayudas para la etapa postdoctoral, como son las TECNIOspring Industry (Acciò-COFUND) de la Generalitat de Cataluña, que en este momento tienen el periodo de solicitud abierto y se han convocado un total de 72  ayudas que financian el cien por cien del trabajo postdoctoral que cada investigador lleve a cabo. 

También destaca el Programa de Atracción de Talento de la Comunidad de Madrid, o las ayudas Saavedra Fajardo que ofrece la Región de Murcia para la formación del personal investigador en universidades.

Y desde el sector privado, destacan las becas Postdoctorales AECC de la Asociación Española contra el Cáncer, cuya convocatoria se abre cada año durante el mes de diciembre, o las Junior Leader que cada año llegan desde la Obra Social La Caixa, y que van destinadas a doctores que tengan menos de cuatro años de experiencia post-doctoral. 

Y también las  Junior Leader que cada año llegan desde la Obra Social La Caixa, y que van destinadas a doctores que tengan menos de cuatro años de experiencia post-doctoral. En este caso, acaban de cerrar la convocatoria y el proceso de selección se llevará a cabo en el mes de febrero. 

Etapa de consolidación

Según define la Ley de Ciencia, el nuevo contrato de acceso al Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTI) tiene por objeto primordial la realización de tareas de investigación orientadas a la obtención de un elevado nivel de perfeccionamiento y especialización profesional por el personal investigador. Por lo tanto, esta etapa conduce a la consolidación de la experiencia profesional del investigador.  

Desde el Ministerio de Ciencia e Innovación llegan cada año las ayudas del programa Ramón y Cajal, dirigidas a promover la incorporación de investigadores nacionales y extranjeros con una trayectoria destacada en centros de I+D. Cada año, esta convocatoria llega a principios del mes de diciembre. O también se convocan cada año, las ayudas Beatriz Galindo Modalidad senior. 

Desde el Instituto de Salud Carlos III, para esta etapa destacan las ayudas Miguel Servet para contratos tipo I y tipo II. 

Y en las comunidades autónomas destacan, por ejemplo, el Programa Talentia Senior cuyo objetivo es atraer y posteriormente retener en el Sistema Andaluz del Conocimiento a investigadores e investigadoras con un historial científico sobresaliente y una excelente capacidad de liderazgo. Estas ayudas se convocan de forma bienal. 

Desde el sector privado, destacan por ejemplo las ayudas Investigador de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), cuyo objetivo es involucrar a los profesionales médicos en la investigación contra el cáncer. 

>> Ver: Doctorado en Educación a distancia