Los niños persistentes tienen más éxito en la vida

Los niños que aprenden a ser persistentes tienen más éxito en la vida y registran menos niveles de delincuencia. Un dato que arroja un nuevo estudio en el que se pone de manifiesto la importancia de que los niños aprendan a ser persistentes. En este proceso los padres tienen un papel clave, ya que aprenden este valor directamente de ellos.

Eva Sereno - Redacción Aprendemas - 21/06/2012

|
Seg?n la Brigham Young University

Los padres tienen un papel fundamental en el desarrollo de sus hijos y en determinadas actitudes, competencias y valores. Y uno de ellos es la persistencia, según ha desvelado un estudio realizado por la Brigham Young University en el que se refleja que los padres están en una posición única para ayudar a sus hijos adolescentes a desarrollarla. [Ver cursos de Psicología]
 
Una conclusión a la que el equipo de investigadores llegó tras estudiar a 325 familias con niños de 11 a 14 años de edad durante varios años y observar que, con el tiempo, la persistencia adquirida a través de los padres llevó a los hijos a tener una mayor participación en la escuela, además de registrarse menores tasas de delincuencia.
 
Y es que la persistencia establece una base para que los niños puedan prosperar y hacer frente al estrés y a otras presiones de la vida. Un beneficio por el que los investigadores constaron que la persistencia es clave en el éxito de la vida de un niño.
 
Según la investigación, que recientemente se ha publicado en el Journal of Early Adolescence, es importante que los padres practiquen la autoridad en la crianza de los hijos, pero sin confundirse con el autoritarismo. Una autoridad que debe basarse en tres reglas: los niños sientan el calor y el amor del padre, hacer hincapié en las razones que hay detrás de las reglas y la rendición de cuentas y que los niños disfruten de un nivel adecuado de autonomía.  
 
Y es que cerca del 52% de los padres presentaron niveles de autoridad superiores al promedio y se apreció que con el tiempo sus hijos eran más propensos a desarrollar la perseverancia, lo que redundó positivamente en los resultados de la escuela y en menores niveles de delincuencia.
 
Un resultado por el que los investigadores apuntan que los padres tienen que tratar de involucrarse en la vida de sus hijos y participar e interaccionar con ellos, aunque esta interacción sea menos de lo deseable.
 
El estudio, realizado dentro del proyecto ‘Flourishing Families’ de investigación de familias con hijos adolescentes, sugiere que las familias monoparentales también pueden tener un papel fundamental en la enseñanza de los beneficios de la persistencia, si bien reconocen que es una vía de investigación futura.
 
 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!
 
 
 

Más información:
 
Brigham Young University

Noticias relacionadas en aprendemas.com:
 
El estrés puede retrasar el desarrollo del cerebro de los niños
 
Los niños cuidados por sus abuelos se desarrollan mejor que los de guardería
 
La implicación de los padres en la educación hace a los niños más felices e inteligentes