Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Cómo la lectura puede mejorar el lenguaje en bebés de 8 meses

Una investigación ha constatado que los padres que leen a sus hijos con frecuencia ayudan a que los bebés aumenten sus habilidades lingüísticas y la capacidad de comprensión.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Cómo la lectura puede mejorar el lenguaje en bebés de 8 meses
Siempre se ha dicho que los bebés son como esponjas porque aprenden todo con gran facilidad y rapidez. Un aprendizaje que, sobre todo, se ha relacionado con los objetos que les rodean o que emplean para jugar o con la forma de hablar de los padres.

>>Te recomendamos>>Curso de Anatomía, Fisiología y Neurología del Habla y del Lenguaje 

Ahora, una nueva investigación ha puesto de manifiesto que la lectura también tiene un efecto positivo en las habilidades lingüísticas de los niños. Una mejora que se consigue a los ocho meses cuando padres e hijos leen conjuntamente y de forma regular libros, ya sean en formato papel o en dispositivos electrónicos como, por ejemplo, Kindle o iPad.

La clave está en que leer junto al niño aumenta su capacidad de comprender la información, de acuerdo con el estudio realizado por un equipo de investigadores británicos de la Universidad de Newcastle junto con la Fundación Nuffield.

Esta mejora de las habilidades lingüísticas se ha observando tanto en lo que concierte al lenguaje receptivo o comprensión como en el lenguaje expresivo (el niño pone sus pensamientos en palabras) y en las habilidades de lectura preliminar, es decir, la forma en la que se estructuran las palabras.

>>Te recomendamos: Especialización del Trabajo con Bebés en la Escuela Infantil a Distancia 

No obstante, dentro de esta mejora, se notó una evolución mucho mayor en las habilidades vinculadas con el lenguaje receptivo. Y es que este lenguaje es muy importante porque la capacidad para comprender la información es predictiva de dificultades sociales o educativas posteriores del niño.

De hecho, se nota que los niños que están retrasados en el desarrollo del lenguaje empeoran en la escuela y obtienen resultados más bajos en el futuro. A ello se suma que las habilidades del lenguaje son las más difíciles de cambiar.

El estudio igualmente permitió constatar que los niños que socialmente estaban en desventaja experimentaban más beneficios que otros al leer de forma conjunta con sus padres.

Esta investigación refuerza la idea ya inicial de la importancia de la lectura y los beneficios para el niño en cuanto a su desarrollo y rendimiento académico posterior, que se había constatado a través de estudios anteriores.

La investigación ha sido realizada en cinco países (Estados Unidos, Sudáfrica, Canadá, Israel y China), revisando datos compilados durante 40 años de padres que leían a sus hijos. La edad media de los niños que han formado parte de este estudio ha sido de 39 meses.

>>Mira: Taller de Inteligencia Emocional, para Niños y Adolescentes en Madrid 

 

Lectura recomendada: El cerebro de los bebés bilingües, auténtico especialista en diferenciar idiomas