Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Grado Ingeniería Marina de Universidad de Oviedo Grados

Universidad de Oviedo Grados

Presencial
Pedir información
Impartido en: Asturias

Temario

Las primeras máquinas de vapor instaladas a bordo de los buques pasaron por diferentes etapas. Fue la máquina de Watt la primera en aplicarse con cierto éxito a los buques fluviales, a una y otra orilla: en el Sena, Perrier en 1775, en el Saona (Lyon), Jouffroy d'Abbans en 1784, en el Delaware, John Fitch en 1787, y así sucesivamente hasta que Robert Fulton, norteamericano trasladado a Inglaterra y Francia, logra construir el "Nautilus" y el "Clermont", con una aplicación práctica y real del vapor a la navegación.
La primera experiencia española de uso comercial, aunque temprana y poco exitosa por las numerosas averías, fue el buque "Real Fernando", alias Betis, construido para el servicio del Río Guadalquivir hasta
Sanlúcar y Cádiz en los Astilleros de Triana, aunque la máquina procedía íntegramente de los Talleres Boulton y Watt de Inglaterra.
Nuevas tecnologías incorporan nuevas profesiones. Pronto surge la necesidad de contratar, en estos primeros años, un personal técnico cualificado para el control y mantenimiento de las nuevas máquinas, y que en principio, en los buques españoles, era de origen anglosajón. Las máquinas venían con su personal especializado.
A medida que los años pasan y se van generalizando los buques de vapor, especialmente en las primeras grandes navieras españolas, se incorporan los técnicos españoles (en una segunda generación) que obtendrán en 1877 la redacción gubernamental de un primer Reglamento de Maquinistas para Buques de
Comercio (el primer maquinista naval mercante fue Don Antonio Genesca y Corominas). Este primer Reglamento establecerá dos titulaciones: la de Primer Maquinista y Segundo Maquinista.
Por decreto de 28 de mayo de 1915 tiene lugar una importante reorganización de los Estudios de Náutica, en cuyo plan de estudios junto a las enseñanzas conducentes a la obtención del título de Piloto, se establecen por primera vez las enseñanzas conducentes a la obtención del título de Maquinista Naval.
A principios del siglo XIX el número de Escuelas de Náutica era de 16, lo que parece excesivo, a pesar del auge experimentado por la Marina Mercante. Quizás este número tan elevado de centros, nos hace pensar que no en todos ellos estaban las enseñanzas impartidas a la altura del espíritu científico que se percibía en otros. El 6 de junio de 1924, un decreto de la presidencia del Directorio Militar suprime todas la Escuelas de Náutica y simultáneamente crea cuatro: Bilbao, Cádiz, Barcelona y Santa Cruz de Tenerife, pues parecía necesaria la drástica supresión de las excesivas escuelas existentes. La promulgación de la Ley 144/61 sobre Reorganización de Enseñanzas Náuticas y de Pesca, constituye el hito y piedra angular de un conjunto de disposiciones que daría a estas enseñanzas una nueva dimensión. Entre otras cosas, las Escuelas de Náutica adquieren el rango de Escuelas Técnicas de Grado Medio (las actuales Escuelas Universitarias). Los innegables beneficios que se derivaron de esta normativa, se extendieron a lo largo de un par de décadas, hasta culminar en 1975 con el Decreto 1439 en el que la Enseñanza Náutica adquiere el rango de Enseñanza Superior, con el nivel correspondiente al segundo ciclo de la enseñanza universitaria, aunque sin integrarse en el Ministerio de Educación y Ciencia. Bajo este conjunto de disposiciones, con normativa de acceso del profesorado con oposiciones muy rigurosas, junto con la construcción de las Escuelas nuevas de Bilbao, La Coruña y Santa Cruz de Tenerife y equipamiento de aulas y dotaciones docentes “state of the art”, nuestras Escuelas merecieron que las revistas internacionales del ramo las calificasen entre las mejores, si no las mejores de Europa. Esta fue la época que marcó el “boom” de la Marina Mercante Española desde el punto de vista de sus hombres. Nuestros marinos, por su carácter, preparación y entrega, eran solicitados por la Compañías Armadoras más potentes del mundo. Hasta treinta mil titulados náuticos, Capitanes, Pilotos, Jefes de Máquinas, Oficiales de Máquinas y Radiotelegrafistas de 1ª y 2ª clase formaron parte de las tripulaciones de buques de banderas internacionales. Tal fue el éxito de este éxodo profesional que se originó una escasez alarmante para los buques de bandera nacional, a la que se aplicaron remedios, que por su naturaleza, serían dignos de edición especial aparte

La Ingeniería Marina, tradicionalmente y a nivel internacional, ha estado asociada tanto a la operación, mantenimiento y reparación de la maquinaria y sistemas del buque, como a su diseño y construcción. Las competencias profesionales y responsabilidades no sólo se desarrollan a bordo de los buques, sino que también abarcan cualquier otra actividad industrial desarrollada en el sector marítimo (plataformas, dragas, maquinaria submarina, etc.), donde tradicionalmente ejercen la profesión estos egresados.
La Ingeniería Marina integra una serie de conocimientos específicos a nivel superior universitario en el ámbito de las tecnologías marítimas, que, atendiendo a sus aplicaciones, se pueden clasificar en cuatro apartados:
- Los relativos a la optimización en la operación, reparación, mantenimiento y diseño de instalaciones energéticas del buque.
- Los relativos a la optimización en la operación, reparación y mantenimiento de instalaciones energéticas terrestres en todos los ámbitos industriales.
- Los relacionados con la gestión y organización del mantenimiento, recursos humanos y explotación del buque.
- Los implicados en los proyectos de reparaciones, inspecciones y construcción de todo tipo de buques y plataformas marinas.

El Título Oficial propuesto en el presente Proyecto de Graduado en Ingeniería Marina, tiene como objetivo principal proporcionar los conocimientos y técnicas básicas que debe tener a su disposición un Oficial de
Máquinas de la Marina Mercante para desarrollar su actividad profesional.
La Disposición transitoria cuarta del RD 1393/2007, establece que a los títulos universitarios vinculados a actividades profesionales reguladas, serán de aplicación las actuales directrices generales de los títulos correspondientes, tanto académico (Diplomado en Máquinas Navales) como profesional (Oficial de Máquinas de la Marina Mercante).
Resultaría, por otra parte, un grave error diseñar una titulación con unos objetivos encaminados únicamente a la actividad a bordo, lo que ya de por sí obliga a diseñar un plan de estudios necesariamente multidisciplinar, para lo que éstos deben estar también orientados a dotar a este titulado de la formación necesaria para desempeñar en tierra una gran variedad de perfiles profesionales.
Como resumen, se puede afirmar que este titulado, tras realizar las prácticas a bordo, exigidas tanto por los convenios internacionales como por legislación nacional, puede ejercer libremente su profesión, supervisado por el Colegio de Oficiales de la Marina Mercante (COMME), así como desempeñar múltiples actividades en el ámbito de la navegación marítima, como Jefe u Oficial de Máquinas en buques de cualquier tonelaje, Administración Marítima y en tierra, tanto en instalaciones de ámbito marítimo (en explotaciones portuarias, empresas navieras, sociedades de clasificación e inspección, etc.), como en instalaciones industriales, energéticas y otras relacionadas con el sector.
Este titulado, también, desarrollar sus actividades tanto en la Administración y Organismos Públicos como en la docencia.

Objetivos básicos
El Grado de Ingeniero Marino debe formar personas íntegras, de forma que los graduados y graduadas sean ciudadanos más cultos y por tanto más libres. Todas las actividades formativas que se desarrollen en la Titulación están inspiradas para que la actividad profesional se realice:
a) Desde el respeto a los derechos fundamentales y de igualdad entre hombres y mujeres,
b) Desde el respeto y promoción de los Derechos Humanos y los principios de accesibilidad universal y diseño para todos, de conformidad con lo dispuesto en la disposición final décima de la Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de Igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad.
c) De acuerdo con los valores propios de una cultura de paz y de valores democráticos.
Además, el Grado de Ingeniero Marino debe formar profesionales capaces de generar y transmitir conocimientos en su ámbito para contribuir al desarrollo científico y tecnológico de la sociedad, para lo cual es necesario alcanzar los siguientes objetivos básicos definidos en el Anexo I: memoria para la solicitud de verificación de títulos oficiales del RD 1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales, así como los que figuren en el Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior, MECES:
· Que los estudiantes hayan demostrado poseer y comprender conocimientos en un área de estudio que parte de la base de la educación secundaria general, y se suele encontrar a un nivel que, si bien se apoya en libros de texto avanzados, incluye también algunos aspectos que implican conocimientos procedentes de la vanguardia en Ingeniería Marina.
· Que los estudiantes sepan aplicar sus conocimientos a su trabajo o vocación de una forma profesional y posean las competencias que suelen demostrarse por medio de la elaboración y defensa de argumentos y la resolución de problemas dentro de su área de estudio.
· Que los estudiantes tengan la capacidad de reunir e interpretar datos relevantes (normalmente dentro de su área de estudio) para emitir juicios que incluyan una reflexión sobre temas relevantes de índole social, científica o ética.
· Que los estudiantes puedan transmitir información, ideas, problemas y soluciones a un público tanto especializado como no especializado.
· Que los estudiantes hayan desarrollado aquellas habilidades de aprendizaje necesarias para emprender estudios posteriores con un alto grado de autonomía.

Objetivos generales
El título Oficial de Grado en Ingeniería Marina, tiene como objetivo proporcionar los conocimientos y técnicas básicas que debe tener a su disposición un Oficial de Máquinas de la Marina Mercante que desarrolle su actividad profesional. La Disposición transitoria cuarta del R.D. 1393/2007, establece que a los títulos universitarios vinculados a actividades profesionales reguladas, serán de aplicación las actuales
directrices generales de los títulos correspondientes, tanto académico (Diplomado en Máquinas Navales) como profesional (Oficial de Máquinas de la Marina Mercante).
En materia de capacidades, competencias y destrezas generales, se establece que la formación del Título de Graduado/a en Ingeniería Marina permite al egresado adquirir, en distintos niveles de profundización, las siguientes competencias, que constituyen los objetivos generales del título establecidos en la propuesta de la futura Orden Ministerial por la que se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Oficial de Máquinas de la Marina Mercante.
En la mencionada Orden, en el apartado 3 del anexo, se recogen los objetivos generales, expresados en términos de competencias que los estudiantes deben adquirir. Extraído literalmente del anexo de la
citada Orden, se transcribe el siguiente texto que contiene estos objetivos generales.
Competencias que los estudiantes deben adquirir:
- Capacidad para ejercer como Oficial de Máquinas de la Marina Mercante, una vez superados los requisitos exigidos por la Administración Marítima.
- Capacidad para el aprendizaje de nuevos métodos y teorías, que le doten de una gran versatilidad para adaptarse a nuevas situaciones.
- Capacidad para resolver problemas con iniciativa, toma de decisiones, creatividad, razonamiento crítico y de comunicar y transmitir conocimientos habilidades y destrezas.
- Capacidad para la realización de inspecciones, mediciones, valoraciones, tasaciones, peritaciones, estudios, informes, planos de labores y certificaciones en las instalaciones del ámbito de su especialidad.
- Capacidad para la dirección gestión y organización de las actividades objeto de las instalaciones del ámbito de su especialidad.
- Capacidad para el manejo de especificaciones, reglamentos y normas de obligado cumplimiento
- Capacidad de analizar y valorar el impacto social y ambiental de las soluciones técnicas, así como la prevención de riesgos laborales en el ámbito de su especialidad.
- Conocimientos en la organización de empresas. Capacidad de organización y planificación.
- Capacidad de trabajar en un entorno multilingüe, de transmitir conocimientos y resultados y de trabajar en un grupo multidisciplinar.
- Conocimientos y capacidad para la realización de auditorías energéticas.
- Capacidad para la redacción y desarrollo de nuevas instalaciones o que tengan por objeto la construcción, reforma, reparación, conservación, instalación, montaje o explotación, realización de mediciones, cálculos, valoraciones, tasaciones, peritaciones, estudios, informes, y otros trabajos análogos de instalaciones energéticas e industriales marinas, en sus respectivos casos, tanto con carácter principal como accesorio, siempre que quede comprendido por su naturaleza y característica en la técnica propia de la titulación, dentro del ámbito de su especialidad, es decir, operación y explotación.
- Capacidad para proyectar nuevas instalaciones y reformas de equipos de navegación, equipos de cubierta, instalaciones contra incendios, dispositivos y medios de salvamento y todos aquellos elementos relacionados con la seguridad de la navegación, dentro del ámbito de su especialidad, es decir, operación y explotación.

CONSULTAR + INFORMACION

Contacta ahora con el centro