Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Clases de Yoga para Niños y Niñas de 4-8 años en Málaga

MOAMA MOVIMIENTO MAS NATURAL

Programa de Clases de Yoga para Niños y Niñas de 4-8 años

Presencial
Pedir información
Presencial
Impartido en: Málaga

Temario

Presentación del curso


Yoga es una actitud de vida, beneficiosa a cualquier edad. Sea cual sea la constitución física, sexo o estado de salud, siempre podemos beneficiarnos de la respiración y el movimiento conscientes, desarrollo notable de la fuerza, capacidad de concentración y atención, mayor flexibilidad física y mental, como mejora tangible en el área de la salud y bienestar.

 

 Resulta de igual manera beneficioso durante la infancia, pues ayuda a los niños y niñas a crecer y a desarrollar todo su potencial, a conectar con ellos mismos y con su entorno, aumentando su capacidad de atención y relajación.

 

Practicar Yoga con niños requiere considerar algunos aspectos de su particular estado de evolución, física y psicoemocional. Sus cuerpos y sus mentes están en constante transformación y hay que ayudarles a practicar teniendo en cuenta detalles esenciales. A nivel físico nuestra zona sacro-lumbar, el ángulo de rotación del fémur, el nervio ciático y la membrana que lo cubre no terminan de desarrollarse completamente hasta en torno a los 12 años, por tanto no hay que permanecer mucho tiempo en posturas que comprometan estas zonas. A nivel psicológico, están aprendiendo a conocerse como seres únicos que forman parte de un todo familiar, social y cósmico, con el que necesitan relacionarse de un modo satisfactorio y armónico. El Yoga les permite conectar con el exterior sin perder la conexión con su ser interno. Al desarrollar la atención plena pueden vivirse y conocerse íntimamente sin aislarse en sí mismos, a la vez de poder aprender a desarrollar una relación sana con el mundo sin perderse en él. Yoga les aporta autoconocimiento y seguridad y les convierte en seres abiertos de mente y de corazón, generosos y participativos. Por ejemplo, el mismo ritual de cantar el Om así como el coger la esterilla y colocarla de nuevo en su sitio al terminar, les proporciona un sentido de orden y claridad.

 

A las niñas y niños les encantan las posturas de equilibrio, las series dinámicas acompañadas de la respiración, y los trabajos en pareja y en grupo, y es eso lo que mejor les viene en este momento.

 

Si a ésto se le suma la narración de cuentos, Yoga se transformará en una de sus actividades favoritas. Los cuentos, contados y jugados, desarrollan su imaginación, su capacidad de comunicación y expresión, les hace conectar con las fuerzas arquetípicas del héroe o la heroína, el viejo, la sabia, el mendigo, la sacerdotisa, la reina ... Conectan con los valores humanos, con su dignidad y su bondad naturales y con su afán de superación y creatividad innata.

 

Esta actividad está destinada a los niños y niñas que quieran practicar Yoga, y aunque la presencia en la sala de los padres o madres (uno de los dos) puede hacerse necesaria en un inicial período de adaptación (sobre todo con los más pequeños), la actividad está diseñada y destinada a niños.

 

Contacta ahora con el centro