Trabajar como monitor de ocio y tiempo libre requiere formación y habilidades concretas

Formación y habilidades de comunicación y educativas son claves para trabajar como monitor de ocio y tiempo libre.

¿Qué formación y cualidades se necesitan para trabajar como monitor de ocio y tiempo libre? Las oportunidades de empleo se multiplican de cara al verano y son muchas las personas que se interesan por cursos de formación para poder optar vacantes en entornos al aire libre o campamentos de verano.

Estos profesionales también pueden trabajar como monitor de patio en un colegio, de la ruta escolar, del comedor o de actividades extraescolares, aparte de trabajar en centros de día infantiles, en campamentos urbanos o itinerantes.

Son algunas de las opciones a las que se suman los parques infantiles dentro de los que se engloban instalaciones como las ludotecas o los establecimientos con juegos para los niños. Igualmente, es muy interesante trabajar en las actividades de animación de centros comerciales o de hoteles, entre otras posibilidades. 

Y, ¿cómo se puede acceder a estos empleos? La clave está en la formación. Varias organizaciones ofrecen cursos para ser monitor de libre.

>>Qué estudiar para ser Coordinador de Monitores de Ocio y Tiempo Libre. Ver opciones.

Un monitor de tiempo libre también precisa de una serie de habilidades y cualidades, que harán más fácil el desarrollo de su trabajo y conseguir un mayor éxito profesional. Algunas de ellas son innatas a la persona, aunque otras pueden aprenderse o bien desarrollarse más en el caso de que no sean capacidades tan evidentes en la persona.

Dentro de ellas, por ejemplo, está ser empático y tener paciencia, sobre todo, cuando se trabaja con los niños más pequeños, al igual que responsable para no exponer a nadie a ningún peligro y resolutivo para atender los posibles imprevistos que surjan en el desarrollo de una actividad e, incluso, los posibles conflictos.

>>Te pueden interesar: Cursos online de Monitor y Guía de Senderismo.

La creatividad es otra clave, especialmente en relación a las actividades lúdicas o de ocio, para proponer juegos o un entretenimiento que sea divertido y que capte la atención de las personas. A ello se suma la capacidad de dinamización y de motivación para que las personas formen parte y se integren en las actividades. 

Y, por supuesto, al estar en contacto con las personas son necesarias habilidades de comunicación para expresar ideas en grupo y comunicar de forma positiva emociones e ideas. Además, se tiene que saber escuchar. 

Otras cualidades que son muy bien valoradas en los monitores de tiempo libre son la capacidad de adaptar las actividades a la edad y desarrollo de los niños y jóvenes que tenga a su cargo, así como facilitar el uso del ocio y del tiempo libre como un espacio natural para la diversión y el disfrute saludable, entre otras.

>>Te puede interesar: Cursos de Educación Infantil especialista en Inteligencia Emocional. 

 

Noticia relacionada: Cómo ser Monitor de Comedor Escolar: curso, requisitos y aptitudes