Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

"Teleformación no es formación online": cursos al alcance de todos

La COVID-19 ha acelerado la implantación de la formación online en muchos centros educativos, introduciendo una nueva forma de enseñar y de interaccionar con los estudiantes, que muchos expertos aseguran que ha venido para quedarse.

Publicado en Orientación académica
Foto de "Teleformación no es formación online": cursos al alcance de todos
Con la irrupción de la COVID-19, se ha reabierto el debate sobre las ventajas e inconvenientes de la formación online, sobre todo en relación a la presencial. Una discusión que se ha intensificado más con la pandemia y ante la necesidad de estar preparados para este nuevo curso académico, que está comenzando para no tener que suspender las clases o terminar el año escolar de forma precipitada. 

Para Javier Alcañiz, director de SEAS Estudios Superiores Abiertos, no es lo mismo teleformación y formación online. "En SEAS consideramos formación online a una formación en la que el estudiante aprende haciendo y donde la autonomía en el estudio, acompañada de recursos creados para poder fomentar esa autonomía, al mismo tiempo que el profesor acompaña, tutoriza y potencia el estudio en sus alumnos, son parte fundamental del proceso de formación".

La diferencia con respecto a la teleformación es que no se trata solamente de asistir a clases magistrales aprovechando los recursos tecnológicos, "sino que la formación online es facilitar que el alumno, a través de un programa pensado para su desarrollo online y con un acompañamiento del equipo docente, vaya completando los estudios".

Alcañiz resalta además que "los malos resultados de la teleformación improvisada pueden perjudicar la imagen de un modelo de formación que hemos consolidado durante más de 15 años y que tiene un gran futuro por delante".

>>Te puede interesar: Curso Experto Universitario en Diseño de Edificios de Alta Eficiencia Energética

 
"La formación online está al alcance de la mayoría de la población".

Formación online para todos


La formación online no es un problema para el público más joven. Incluso, es un canal adecuado porque en muchas ocasiones es la única vía de poder acceder a la formación en situaciones como las comentadas anteriormente y que también se dan en una población de menor edad.

>>Te recomendamos: Curso online Técnico en Diseño de Producto

Además, el público adolescente tiene una ya una capacidad intelectual desarrollada para la autoconciencia, razonamiento lógico, empatía o la adopción de perspectivas. Sin embargo, “el esfuerzo que deben hacer, sobre todo al principio, de organización, de fijar objetivos, de disciplina, aún estando acompañados por los tutores y todo el equipo docente, siempre es algo superior que en los estudios presenciales”, señala. 

A pesar de este mayor esfuerzo inicial, Javier Alcañiz incide en que los beneficios a su vez son mayores porque los alumnos, sobre todo los de universidad y formación profesional, adquieren conocimientos técnicos y otras competencias, que “son igualmente importantes en su desarrollo personal y que les preparara para su futuro en el mercado laboral. Competencias tecnológicas, de comunicación o resolución de problemas son competencias que se desarrollan y que destacan en su currículo. Les permite seguir estudiando y no quedarse atrás, con unos resultados muy positivos”.

>>Curso con salidas: Diploma de Especialización Universitaria en Energías Renovables

Otro de los puntos de debate en relación a la formación online, está en la llamada brecha digital para poder acceder a las clases y recursos didácticos en la red, aunque no todo el tiempo de formación online requiere conexión a la red. Es una barrera que se ha ido superando en los últimos 15 años con la llegada de la banda ancha a más localidades, el acceso desde dispositivos móviles, la disponibilidad de más puntos de conexión, las zonas WiFi o el mayor número de equipos en el hogar. 

“Desde el Gobierno central y desde las comunidades autónomas hay una voluntad firme para que esta brecha digital sea cada vez menor”, ha añadido el director de SEAS, centro especializado en formación online.

La tecnología no es el único factor que influye en la formación online. También hay que tener en cuenta que los programas estén adaptados al modelo de formación y a la realidad laboral para lo que es fundamental contar con el apoyo o la colaboración de empresas. 

Igualmente clave es disponer de un equipo docente profesional y preparado para impartir la formación online, siendo uno de los elementos clave e imprescindibles para conseguir buenos resultados a través de este canal formativo.

De hecho, destaca el director de SEAS, "en los últimos años somos también socio tecnológico de centros de formación profesional y universidades para implantar su modelo de formación presencial al de la formación online. Ofrecemos nuestra experiencia y tecnología, con un campus desarrollado en exclusiva para los alumnos que cursan estas titulaciones oficiales". 

 >>Ver Curso online de Robótica industrial y colaborativa. Todos los detalles a través del formulario:

Curso de Robótica industrial y colaborativa