Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Que no se te eche la Navidad encima: diez trucos para optimizar el tiempo de estudio

Crear una rutina y organizar todos los temas que se tienen que aprender, así como utilizar contenido multimedia, son trucos que ayudan a aprovechar mejor las horas de estudio.

Publicado en Orientación académica
Foto de Que no se te eche la Navidad encima: diez trucos para optimizar el tiempo de estudio
Muchos estudiantes pasan horas y horas delante de su libro de texto, pero no consiguen aprender todos los contenidos y temas. Seguramente, te sientes identificado y sabes perfectamente que podrías optimizar el tiempo de estudio, sobre todo, para que no se te echen encima las Navidades y los primeros exámenes. Pero, ¿qué se puede hacer? Con estos diez trucos será pan comido.

1. Rutina: es fundamental crear una rutina de trabajo. Todos los días, hay que fijarse un horario que se dedicará exclusivamente a estudiar y que se tiene que cumplir sin excusas para evitar los “atracones” finales en la víspera del examen. Además, al establecer una determinada franja horaria, será más fácil que se cumpla. Dentro de esta rutina, también es clave la organización de esas horas, siendo conveniente pensar en las asignaturas y temas que se van a estudiar antes de empezar, así como tener al alcance todos los materiales a emplear como libros de apoyo, diccionarios…

2. Estructurar: aparte de fijar unas horas de estudio para cada día, es vital que ese tiempo se estructure para poder aprovecharlo al máximo. Para ello, es recomendable fijar pausas de unos cinco minutos cada media hora de estudio para poder asimilar mejor todos los contenidos. Varias investigaciones han constatado que se asimila mejor toda la información y datos cuando se van recibiendo de forma repetida y durante poco tiempo. Así, también se consigue que el cerebro pueda descansar y estar listo de nuevo para la siguiente franja de estudio.

3. Organización: el temario de las asignaturas que se tengan que estudiar se debe organizar y distribuirlo entre las diferentes sesiones de estudio. En general, para optimizar el tiempo, siempre es conveniente que en cada sesión se aprenda un tema y que el siguiente tenga relación y así sucesivamente. El secreto no es otro que siempre se aprenden mejor los contenidos que están relacionados y que siguen una estructura que aquellos que se estudian de forma desordenada y dispersa.

>>Apúntate>> Curso de Técnicas de Estudio: Organizarse y Estudiar de Manera Eficaz

Técnicas de estudio: organizarse y estudiar de manera eficaz


4. Variación: a pesar de que se aprenden más fácilmente temas relacionados, también es bueno cambiar de materia y de asignatura dentro del tiempo de estudio para evitar el aburrimiento. De esta manera, siempre es recomendable alternar varias materias. Además, será de ayuda para descansar el cerebro al poder combinar contenidos más complicados con otros más sencillos y fáciles de asimilar.

5. Memorizar: durante muchos años, se ha dicho que la clave para estudiar era memorizar. En realidad, no es así. Es mejor no hacer memorizaciones literales, sino comprender y entender lo que se está estudiando, además de relacionar el contenido con hechos del día a día. Muy útil es buscar una aplicación práctica porque así se consigue retener mejor el contenido.

6. Asimilar: estudiar un tema no implica aprenderlo y dejarlo ya de lado. Es aconsejable repasar el contenido. Está demostrado que revisar lo que se ha estudiado ayuda a retener toda la información. Y, ¿cuándo hay que hacer el repaso? Una vez pasadas 24 horas de haberlo estudiado. También habrá que hacer otro repaso pasados siete días. En este caso, será suficiente con revisar los apuntes o fichas resumen que se hayan elaborado. Con este sistema, se logrará aprender el 100% de los contenidos.

7. Internet: apoyar el estudio de los libros de texto o manuales con contenidos en Internet también ayuda a asimilar mejor toda la información. Por ejemplo, la red es muy útil para buscar más información sobre lo que se tiene que aprender o bien ver contenidos audiovisuales como vídeos de canales como YouTube. Pero aquí se requiere fuerza de voluntad para no distraerse con otros clips o búsquedas no relacionadas con los temas educativos.

8. Productividad: a la hora de fijar el tiempo de estudio, es importante que cada persona tenga en cuenta las horas en las que su cerebro está más activo para poder aprovechar todo su potencial. Y es que hay personas que rinden más por la mañana, otras después de comer, por la tarde o la noche. Es cuestión de aprovechar el propio ritmo biológico, auque siempre se debe evitar –por muy noctámbulo que se sea- pasar todo el horario nocturno estudiando porque es necesario descansar y dormir.

9. Ejercicio: puede que sorprenda ver esta palabra en el listado de consejos para optimizar el tiempo de estudio. Pero no debe ser así porque hacer algún deporte o una actividad física despeja la mente y la activa. El motivo no es otro más que, con la práctica deportiva, se favorece que la sangre fluya mejor hasta el cerebro. En consecuencia, se aprende más rápido.

10. Motivación: todos estos consejos de nada sirven si uno no está motivado. Es importante ser consciente de por qué se estudia y los objetivos que se quieren alcanzar. Además, hay que controlar los pensamientos porque está demostrado que ayuda a mejorar el aprendizaje. Este control tiene que hacerse tanto de los que son negativos como de los que son demasiado positivos porque dificultan la concentración.

>>Te puede interesar: Curso de Entorno Personal de Aprendizaje y Técnicas de Estudio (Titulación Propia Universitaria con 4 Créditos Ects) Online