Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Grado en Estudios Hispánicos: una carrera con mucho futuro más allá de la docencia

El interés por el español y por la cultura española está aumentando la demanda de profesionales con Estudios Hispánicos. Un campo que se abre a múltiples opciones de empleo, que van más allá de ser profesor.

Publicado en Orientación académica
Foto de Grado en Estudios Hispánicos: una carrera con mucho futuro más allá de la docencia
Hoy en día los titulados en Estudios Hispánicos son muy demandados ante el auge del aprendizaje de español –idioma que cada vez se aprende más en el extranjero incluso en países como el Reino Unido-, y la cultura española. >>Ver Grado con prácticas

Esto abre muchas puertas a la empleabilidad que van más allá de la docencia, aunque éste es uno de los nichos de empleo en los que hay oportunidades interesantes para trabajar como profesor de ELE, de universidad o de secundaria, tras realizar el pertinente máster en Educación secundaria, o bien dedicarse al ámbito de la investigación y desarrollo.

Y, aparte de la educación, ¿qué otras oportunidades ofrece? Los Estudios Hispánicos igualmente abren las puertas del empleo en las áreas de comunicación o asesoramiento lingüístico, de los medios de comunicación y editoriales, así como de la gestión cultural y turismo y mediación lingüística en el caso del ámbito cultural. Además, es posible desarrollar la actividad profesional en el terreno internacional con las relaciones internacionales y geopolíticas o la representación diplomática, entre otras.

Son opciones y oportunidades laborales que se pueden aprovechar si se tiene formación especializada, que va más allá de los meros conocimientos de la Filología y la Literatura. Y, para dar respuesta a estas necesidades de conocimiento y especialización, está el Grado de Estudios Hispánicos en Cantabria, que imparte el Centro Universitario CIESE-Comillas, que ofrece una formación integral para contextualizar la lengua y literatura dentro de la geografía, historia y cultura, entre otros ámbitos.

 
Se combina la teoría con prácticas remuneradas con la colaboración de la RAE o el Instituto Cervantes

Este grado, que puede ser cursado por cualquier persona que haya superado las pruebas de acceso a la universidad, incluye un amplio programa, que se distribuye en cuatro cursos. Por ejemplo, el primer año, este grado se centra en la comunicación oral y escrita en español, la introducción a lenguas y culturas clásicas, la introducción a la historia de países hispanohablantes o la geografía física y humana de los países hispanohablantes, entre otros.

El segundo año, el programa comprende bloques temáticos centrados en la fonética y fonología, la lingüística o los movimientos artísticos y culturales en países hispanohablantes, mientras que el tercer año se adquieren los conocimientos sobre gramática, pensamiento científico y filosófico español o semántica y pragmática.

El grado finaliza con un cuarto año en el que se ofrecen dos menciones. Una de ellas es de Estudios Hispánicos, que comprende el análisis del discurso, la historia del cine o las variedades sociales del español, mientras que la otra es la mención en español lengua extranjera, que se centra en la enseñanza de los componentes gramaticales del español como lengua extranjera o el diseño de materiales didácticos, entre otros contenidos.

La formación teórica se complementa con el programa de prácticas remuneradas al que los estudiantes pueden acceder para tener su primera experiencia laboral. Una iniciativa en la que se cuenta con la colaboración de entidades como la RAE, Instituto Cervantes o las fundaciones Santander, Biblioteca Cervantes, Botín, Creativa y Comillas.

Estos estudios, para los que se pueden solicitar becas de la Fundación Comillas además de las del Ministerio de Educación, incluyen un trabajo de fin de Grado para aplicar los conocimientos adquiridos y profundizar en un campo concreto de la actividad académica y profesional.

Para más información sobre el Grado de Estudios Hispánicos rellene el siguiente formulario: 

Estudios hispánicos