Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Consejos para prepararse un examen oral (y salir airoso)

Los exámenes orales exigen una preparación diferente. Tener autocontrol, ser natural y mostrar seguridad son algunas de las claves del éxito.

Publicado en Orientación académica
Foto de Consejos para prepararse un examen oral (y salir airoso)
Enfrentarte a un examen oral es una circunstancia relativamente frecuente a lo largo de las diferentes etapas formativas o laborales. Oposiciones y exámenes de idiomas son algunas de las ocasiones en las que tendrás que someterte a las preguntas orales de un examinador, lo que provoca una gran ansiedad ante la falta de costumbre y la ausencia de tiempo de reflexión que es propia de estas pruebas. Sin embargo, existen pequeños trucos para desenvolverte mejor y causar una buena imagen.





¿Quieres ser un buen comunicador?

Mira este curso de Oratoria y Técnicas Dramáticas (sólo 10 horas)




Prepárate los contenidos previamente: un examen oral requiere una preparación más concienzuda del temario, ya que exige una rapidez mental que solo se alcanza si dominas perfectamente la materia. Es conveniente estudiar la materia en voz alta para aprender a vocalizar y enfatizar, y realizar ensayos previos frente a personas conocidas.

Comienza elaborando un rápido resumen del tema a desarrollar y después haz hincapié en aquellas partes fundamentales, incidiendo en las que mejor domines.

Haz una exposición ordenada y con ritmo, comenzando por lo fundamental. Elaborar previamente esquemas de cada tema puede ayudarte a dar respuestas más coherentes.

Sé natural y educado. No hables ni te comportes de manera grandilocuente, ni digas que estás nervioso. Solo tienes que demostrar que has interiorizado los conocimientos.

Trabaja tu autocontrol. Si estás nervioso, nada mejor que mirar a los miembros del tribunal a las cejas en vez de a los ojos o desarrollar una “mirada ventilador”, en la que se habla para todo el mundo sin fijar la vista en una persona en particular.

>>Te puede interesar: Curso de Oratoria Jurídica en Madrid

Maneja los silencios y las muletillas. Si no sabes cómo empezar o seguir, tómate unos segundos para recuperar la concentración. Aprende tres o cuatro muletillas y repite siempre las mismas.

Si te has equivocado, rectifica a tiempo. En este tipo de exámenes los profesores son más receptivos a las rectificaciones, siempre que sean inmediatas y estén bien argumentadas.

Ten las manos a la vista y mantén una postura relajada, lo que arrojará una imagen de confianza en ti mismo. Lo más acertado es mirar a los ojos al examinador, sin parecer desafiante.

Termina con una pequeña conclusión a modo de resumen o cierre, que terminará de demostrar tu dominio de la materia.

Cuida tu imagen: es importante reflejar seriedad y para ello nada mejor que ir vestido formalmente y con una adecuada higiene.

Atento a los detalles: ¡no olvides apagar tu móvil! No hay nada peor que te suene en medio de un examen oral.

Sé positivo: no pienses en el examen como algo muy difícil de conseguir, sino como en una oportunidad de lucirte delante del examinador y demostrarle que dominas el tema.



>>Pierde el Miedo a Hablar en Público con este curso de 18 horas. Más info aquí sobre descuentos:

WORK & STUDY EN DUBLIN