Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Así son las pruebas para trabajar como vigilante de seguridad o escolta privado

En 2017 las pruebas se realizarán en enero, febrero, abril y junio, que habilitan para el ejercicio de estas profesiones, previa expedición de la Tarjeta de Identidad Profesional (TIP).

Publicado en Orientación académica
Foto de Así son las pruebas para trabajar como vigilante de seguridad o escolta privado
El Gobierno, en concreto, la Secretaría de Estado de Seguridad, convoca cada año en varias ocasiones las pruebas de selección para vigilante de seguridad y su especialidad de vigilante de explosivos y también para escolta privado. Como especifica la orden publicada en el BOE, el 13 de enero se cierra la primera convocatoria pero no tardará en abrirse la segunda, el próximo 27 de febrero, que finalizará el 8 de marzo.  Le seguirá otra convocatoria que permanecerá abierta del 26 de abril al 5 de mayo y la última de este año tendrá lugar del 26 de junio al 5 de julio.
Hay cuatro convocatorias en enero, febrero, abril y junio

Los interesados inscritos en alguna de estas cuatro convocatorias que sean seleccionados para realizar las pruebas y logren superarlas serán habilitados para ejercer las citadas profesiones del ámbito de la seguridad. Aunque, eso sí, para poder empezar a trabajar en este campo el Ministerio de Interior deberá emitirles primero la Tarjeta de Identidad Profesional (TIP), que tiene que solicitarse antes de los tres meses siguientes tras haber aprobado estas pruebas.

>>Apúntate al Curso online de Vigilante de Seguridad. 220 horas

Quiénes pueden optar a estas pruebas


Los candidatos deben cumplir unos requisitos generales como por ejemplo haber superado uno o varios cursos previos - dependiendo de cada caso – de vigilante de seguridad expedido por un centro de formación de seguridad privada y tener el título de graduado en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) u otra equivalente o superior.

>>Te puede interesar: Curso de Vigilante de Seguridad en Madrid

Los aspirantes deben ser mayores de edad y tener nacionalidad de algún Estado miembro de la Unión Europea, de un Estado que forme parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo o proceder de otro país que tenga suscrito un convenio internacional con España según el cual se reconozca el acceso al ejercicio de estas actividades profesionales.

Además, los candidatos deben poseer la aptitud psicofísica necesaria para tener y usar armas y para prestar servicios de seguridad privada, excepto en el caso de profesionales de seguridad pública y privada que ya estén en activo. Como requisito específico, los aspirantes a escolta privado deben llegar a una altura mínima de 1,70 cm en hombres y 1,65 cm en mujeres.

Entre otros requisitos generales se encuentra carecer de antecedentes penales y no haber sido condenado por intromisión ilegítima en la protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, del secreto a las comunicaciones o de otros derechos fundamentales en los cinco años anteriores a la solicitud.

Quedarán excluidos de esta convocatoria aquellos que hayan sido sancionados en los dos o cuatro años anteriores por infracción grave o muy grave en materia de seguridad, respectivamente, así como aquellas personas separadas del servicio en Fuerzas Armadas o Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en los dos últimos años.

>>Interesante: Curso de Vigilante de Seguridad + Escolta Privado en Madrid

Qué hacer para participar en este proceso de selección


Para optar a la realización de estas pruebas de selección, los candidatos tienen que rellenar el modelo 790 a través de la página web de la Policía Nacional, pagar la tasa correspondiente y presentar el impreso de solicitud firmado y con validación de haber realizado el pago.

Una vez finalizado el plazo de presentación de solicitudes, el Tribunal correspondiente aprobará la lista de participantes convocados a estas pruebas, indicando la fecha de celebración y la sede asignadas en cada caso, que puede ser A Coruña, Baleares, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, León, Madrid, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Tarragona, Valencia y Zaragoza.

Los candidatos deberán superar pruebas de aptitud con carácter eliminatorio. La primera de ellas será de aptitud física y deberá presentarse un certificado médico para poder realizarla. La segunda es una prueba de conocimientos teórico prácticos, que será de 50 minutos si quiere para vigilantes de seguridad, solo de 15 minutos en el caso de los vigilantes de explosivos y deberán realizar ambas si se quiere trabajar como escolta privado.

Entre el temario que incluye estas pruebas se encuentran diferentes módulos comunes de Derecho, otros del área socio y técnico profesional e incluso instrumental, así como algunos específicos en el caso de la formación previa para escolta privado y vigilante de explosivos.

>>Inscríbete al Curso de Escolta Privado Semipresencial