Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Un estudio relaciona la inteligencia con el sedentarismo

Según investigadores de una universidad de Florida, mientras “los más reflexivos” se entretienen solos mentalmente, los menos propensos a pensar se aburren y tienden a hacer más ejercicio físico.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Un estudio relaciona la inteligencia con el sedentarismo
¿Pensar mucho está reñido con hacer actividad física diaria? Hasta ahora, investigaciones previas señalaban conclusiones contradictorias. Por un lado, unas revelaban que las personas más reflexivas están más satisfechas y dispuestas a realizar actividades cognitivas, y consecuentemente son menos activos físicamente. Sin embargo, otros estudios destacaban que estos individuos más “pensadores” tienen mayores niveles de motivación que les conduce a una vida social más activa.

>>Ver cursos para Desarrollar la Inteligencia

Para salir de dudas, un equipo de investigadores de Florida Gulf Coast University ha realizado un estudio sobre la relación entre la tendencia a disfrutar realizando esfuerzos cognitivos –también llamada necesidad de cognición - y los niveles de actividad física.

En el experimento participaron 60 estudiantes de Appalachian State University, que fueron clasificados en dos grupos teniendo en cuenta si su necesidad de cognición era alta o baja. Posteriormente se les midió su nivel de actividad física gracias a un acelerómetro, que llevaron puesto en la muñeca durante una semana, el cual estuvo registrando su ejercicio físico cada 30 segundos.

Los hallazgos de este estudio señalan que las personas con baja necesidad de cognición eran más activas físicamente en comparación con “los más pensadores” pero esta diferencia era más pronunciada entre semana y se veía reducida durante el fin de semana. Esta necesidad cognitiva es conducida por una motivación interna y es relativamente estable a lo largo de la vida de una persona.

Además, los investigadores argumentan que las personas con baja necesidad de cognición demostraron una mayor propensión hacia el aburrimiento y experimentaron de una forma más notable su efecto negativo asociado. En cambio, las personas que disfrutan con los retos cognitivos se muestran más satisfechas y conformes entreteniéndose ellos mismos,  proporcionándose su propia estimulación mental.

>>Te puede interesar: Curso de lectura comprensiva: velocidad mental/velocidad ocular

Cómo combatir la falta de ejercicio físico


Teniendo en cuenta que la relación entre actividad física y cognición puede llevar a problemas de salud como la obesidad, los investigadores consideran que los individuos más pensadores deberían realizar cambios en su estilo de vida como contramedida a efectos negativos de salud asociados a sus bajos niveles de ejercicio físico. Por ejemplo, se recomienda moverse con frecuencia, aunque sea en el sitio, para gastar el exceso de energía y evitar el almacenamiento de grasa.

Por último, un importante factor que podría ayudar a las personas más pensadoras a combatir su bajo nivel de actividad física es la concienciación de su tendencia de ser menos activo, asociada a la idea de asumir el coste asociado a la inactividad, por la cual los individuos más reflexivos podrían elegir llegar a ser más activos en su día a día.

>>Ver curso de Cerebro, funciones cognitivas y conducta

Más información:
Estudio completo “The physical sacrifice of thinking: Investigation the relationship between thinking and physical activity in everyday life”