Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Publicar fotos de tus hijos en redes sociales: ¿dónde está el límite?

Pese a que muchos padres consideran inofensivo subir fotos de sus hijos a las redes sociales, las restricciones legales son cada vez mayores.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Publicar fotos de tus hijos en redes sociales: ¿dónde está el límite?
Muchos padres suben fotos de sus hijos en redes sociales y lo consideran un acto completamente inofensivo. Sin embargo, en los últimos tiempos han aumentado las voces de quienes se pronuncian en contra, e incluso las normativas de los diferentes países comienzan a proclamar que lo que podría parecer un hecho acorde con los tiempos es, en realidad, un atentado a la privacidad de los menores.

>>Ver curso de PSICOLOGÍA INFANTIL Y JUVENIL
>>Me gustaría formarme en REDES SOCIALES

Francia ha sido uno de los primeros países a favor de multar a los padres que cuelgan fotos de sus hijos pequeños en las redes sociales. Las autoridades francesas ya han anunciado sanciones de hasta 45.000 euros y un año de prisión por publicar fotos íntimas de los niños en las redes sociales sin su permiso.

Por otro lado, los expertos calculan que los padres de Reino Unido publican unas 200 fotografías de sus hijos menores de cinco años en redes sociales cada año, lo que significa que el menor podría tener un total de 1.000 fotografías públicas antes de cumplir los cinco años. Es la protección de los menores la que está en juego, según la normativa, ya que la publicación de estas fotos podría desembocar en casos de bullying o ser utilizadas por alguien que quiera usurpar la identidad del menor que aparece expuesto en las fotos.

>>Quiero ser especialista en Acoso Escolar
>>Me gustaría hacer un máster sobre Bullying

El 17% de los padres nunca ha comprobado la configuración de privacidad de Facebook, por lo que en muchos casos piensan que están compartiendo sus fotografías solo a su grupo de amigos. Según los expertos, compartir las fotos de los menores puede tener beneficios, como consolidar lazos de unión entre familiares que viven lejos, pero en muchos casos la publicación de estas imágenes se ha convertido en una auténtica obsesión para los padres.

Por otro lado, muchos menores, especialmente en el tramo de 10 a 17 años, consideran que aparecer en las redes sociales de sus padres es algo “vergonzoso” y se sienten frustrados al ver cómo sus padres siguen compartiendo información personal en su permiso, según investigadores de las universidades de Washington y Michigan.

De esta manera, los científicos sugieren que cada vez es más evidente que los hijos quieren controlar sus identidades digitales, sin embargo los padres siguen publicando este tipo de contenido debido al desconocimiento de su alcance potencial y la longevidad de la información digital que están compartiendo.

En general, tanto los padres como los hijos creen que las imágenes positivas son un contenido más apropiado para compartir que los comportamientos negativos de los menores, como puede ser una rabieta o un comportamiento caprichoso. Los expertos recomiendan que, cuando los hijos adquieran cierta edad, puedan decidir si dar o no su consentimiento a la publicación de imágenes pertenecientes a su identidad digital, preservándola hasta ese momento.

También te pueden interesar:
>>Cursos de Facebook y otras redes sociales

Más información:
Family technology rules: What kids expect of parents. University of Washington