Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

¿Por qué hay tan pocas mujeres en carreras STEM? Stanford tiene la respuesta

¿Presión psicológica? ¿Presión social? Una investigación de la Universidad de Stanford analiza las razones por las que el porcentaje de mujeres en carreras científicas y tecnológicas es mucho menor que el de los hombres.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de ¿Por qué hay tan pocas mujeres en carreras STEM? Stanford tiene la respuesta
La presencia de mujeres en carreras STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) sigue siendo muy inferior a la de los varones. Matemáticas, ciencias y tecnología continúan siendo feudo masculino y no por la falta de esfuerzos para atraer talento femenino hacia esos campos.

Entre las razones más repetidas para explicar esta tendencia está la preferencia de las mujeres por carreras de letras y medicina, así como con habilidades concretas más enfocadas a esas mismas áreas. Ahora un estudio de la Universidad de Stanford parece haber dado con la clave y no tiene nada que ver con las cualidades concretas de cada género. >>Ver Curso de Secretariado Médico
El acrónimo STEM se utiliza para designar las carreras de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas

La investigación apunta directamente al sistema escolar, a las calificaciones y a los perjuicios sociales como los culpables. En concreto, el estudio sugiere que la forma de evaluar a los alumnos aparta a las mujeres de las áreas cuantitativas y de asignaturas como las matemáticas. El motivo es que juzgan en base a estereotipos en lugar de hacerlo en base a habilidades o potencial.

>>Te puede interesar: Título oficial Máster universitario oficial en Ingeniería Biomédica

Cuando una persona se enfrente de forma recurrente a este tipo de amenazas y valoraciones negativas en base a estereotipos, su rendimiento tiende a ser menor. Al final, nuestra capacidad mental para rendir adecuadamente se ve afectada por esos estereotipos. Según el estudio de Stanford, esta amenaza psicológica explicaría entre el 57% y el 97% de la brecha de género en las pruebas SAT de matemáticas (los test SAT son los más utilizados como pruebas de acceso a la universidad).

>>Hemos encontrado: Curso Especialista en Diseño Páginas Web

En base a esta premisa, una mujer con una puntuación de 600 en los test matemáticos SAT, tendría la misma habilidad de un hombre con una puntuación de entre 620 y 630. Y es que esa falta de confianza en sus habilidades creada por los estereotipos sociales y educaciones hace que tiendan a obtener peores resultados en estas pruebas.

El informe de Stanford también recuerda un estudio anterior, que ya detectó que las mujeres que hacían test matemáticos en un entorno masculino obtenían todavía peores puntuaciones. En otras palabras, que estar rodeadas de hombres hacía saltar esa alarma psicológica.

Leer ahora:
De azafata a representante de futbolistas: cursos para trabajar en lo que te gusta