Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Los niños se oponen a las desigualdades desde los cuatro años

Los niños manifiestan su rechazo a la injusticia antes que una actitud generosa.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Los niños se oponen a las desigualdades desde los cuatro años
“Todo niño tiene derecho a sobrevivir y prosperar, a recibir una educación, a no ser objeto de violencia y abusos, a participar y a ser escuchado”. Con estas palabras, el secretario general de la ONU Ban Ki-moon conmemora hoy, 20 de noviembre, el Día Universal del Niño para reivindicar los derechos en la infancia y abordar las desigualdades que persisten todavía.

>>Ver Máster en Atención Integral a la Infancia

>>Quiero hacer un curso de Experto en Psicología Infantil

 Y es que la justicia es una de las bases del funcionamiento de cualquier sociedad. Aunque ya se conocía que se empieza a formar durante la infancia, un equipo de investigadores de Boston College ha querido corroborar las evidencias con un estudio sobre una muestra de 1.732 niños de 4 a 15 años de siete países: Canadá, India, México, Perú, Senegal, Uganda y Estados Unidos.
A los 4 años los niños ya han aprendido a responder ante situaciones de desigualdad

>>Ver curso sobre HABILIDADES SOCIALES Y COMPORTAMIENTO

A raíz de las conclusiones –publicadas en la revista Nature- se establecen dos momentos clave en la infancia: a los 4 años, cuando se desarrolla de forma natural en los niños ese sentimiento de justicia o de aversión a la desigualdad, y en torno a los 8 años que depende de forma notable por el entorno cultural y que se desarrolla mejor en los niños occidentales que en los de países en desarrollo, a excepción de Uganda, que ofrece resultados para el primero de los grupos.

>>Ver Máster en DERECHO INTERNACIONAL Y DERECHOS HUMANOS

Para ello, los investigadores establecieron 866 parejas de niños a los que asignaron aleatoriamente dulces tanto de forma equitativa como desigual. Uno de los participantes decidía si aceptaba el reparto y, en caso de no aceptarlo, ambos se quedaban sin ningún dulce.

Se trata de juegos utilizados en ciencias económicas para demostrar que lo habitual sería aceptar la distribución de dulces porque de esa forma se obtienen ganancias. Sin embargo, el factor emocional también influye en los seres humanos que tienden en ocasiones a rechazar las injusticias y el abuso de poder.

>>Ver curso de JUEGO INFANTIL Y SU METODOLOGÍA

Conscientes de que en el mundo real todo es más complejo, los resultados “nos permiten comenzar a desarrollar una imagen de cómo se desarrolla la justicia desde un principio”, afirma Katherine McAuliffe, profesora adjunta de Psicología del Boston College y coautora del estudio.



En general, los niños de todos los países analizados prefirieron quedarse sin nada antes de que su pareja obtuviese más dulces que ellos, mostrando así un rechazo a la desigualdad. Para Peter Blake, investigador de la Universidad de Boston (Estados Unidos) y coautor del estudio, se trata de una característica “intrínseca” de los seres humanos quien considera que alrededor de los cuatro años de edad es probable que los niños hayan aprendido cómo responder ante situaciones de inequidad.

>>Ver curso de AUXILIAR DE JARDÍN DE INFANCIA

>>Quiero estudiar un GRADO EN EDUCACIÓN INFANTIL

Los niños de Canadá, Estados Unidos y Uganda mostraron en mayor medida rechazo a repartos injustos aunque recibieran más golosinas que su pareja. De ahí se obtiene otra de las conclusiones del estudio: que la cultura tendría una influencia notable en el proceso de cómo los niños establecen las ideas de justicia y generosidad. El caso de Uganda podría explicarse porque los niños interactúan a diario con profesores occidentales en la escuela, aunque no se descarta que existan otros factores que puedan influir en ese comportamiento más generoso que el resto.

Más información:

The ontogeny of fairness in seven societies. Peter Blake, Katherine McAuliffe. Nature, 18 de noviembre de 2015