El papel clave de las matemáticas en el desarrollo cognitivo más allá de los 16 años según la Universidad de Oxford

Las matemáticas son clave en el desarrollo cognitivo más allá de los 16 años según la Universidad de Oxford

Las habilidades matemáticas se asocian con múltiples beneficios: empleo, nivel socioeconómico y salud. La adolescencia es un período clave.

Estudiar matemáticas es una buena rutina para la actividad cerebral, así lo demuestra un nuevo estudio realizado en la Universidad de Oxford y publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Según esta investigación, dirigida por investigadores del Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Oxford, dejar de estudiar matemáticas después de los 16 años de edad puede suponer una gran desventaja para los jóvenes que toman esta decisión, y genera una brecha entre los adolescentes que abandonan esta asignatura en comparación con los que la continúan.

>>Quiero estudiar Matemáticas. Ver opciones.

Los beneficios de las matemáticas en la adolescencia

Este estudio en el que han participado 133 estudiantes de entre 14 y 18 años, demuestra que los adolescentes que dejaron de estudiar matemáticas exhibieron una mayor desventaja, en comparación con sus compañeros que continuaron estudiando la materia. Los beneficios quedaron patentes en términos de desarrollo cerebral y cognitivo.

El estudio encuentra que los jóvenes que no estudiaron matemáticas tenían una menor cantidad de una sustancia química crucial para la plasticidad del cerebro (ácido gamma-aminobutírico) en una región clave del cerebro involucrada en muchas funciones cognitivas importantes, incluyendo el razonamiento, la resolución de problemas y la memoria.

Con base en la cantidad de sustancia química cerebral encontrada en cada estudiante, los investigadores pudieron discriminar entre los adolescentes que estudiaron o no estudiaron matemáticas, independientemente de sus habilidades cognitivas.

Según apunta Roi Cohen Kadosh, profesor de neurociencia cognitiva en la Universidad de Oxford y director de este estudio: «Las habilidades matemáticas están asociadas con una variedad de beneficios, incluido el empleo, el nivel socioeconómico y la salud mental y física. La adolescencia es un período importante en la vida que está asociado con importantes cambios cerebrales y cognitivos».

Además, este experto añade que, a través de esta investigación, se ha conseguido alcanzar un nuevo nivel de comprensión biológica del impacto de la educación en el cerebro en desarrollo, y el efecto mutuo entre la biología y la educación.