Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Las interpretaciones de los niños al leer, valiosas para ser grandes lectores

Los investigadores aseguran que dar autonomía a los niños a la hora de garabatear o de interpretar lo leído puede convertirlos en grandes lectores.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Las interpretaciones de los niños al leer, valiosas para ser grandes lectores
La clave para que a un niño le guste la lectura se encuentra en la forma de actuar de padres y tutores. Una reciente investigación señala que si los pequeños tuvieran más capacidad de elegir lo que los adultos les leen la experiencia de lectura sería más enriquecedora para ellos.

>>Hemos encontrado: Curso de Detección y Tratamiento en Dislexia y Lectoescritura

Los científicos también aseguran que no hay que dirigir a los niños en las interpretaciones que hacen acerca de un texto leído, preguntándoles cuestiones específicas para ver si lo han comprendido. Estar abiertos a las respuestas imaginativas de los más pequeños podría contribuir positivamente en el compromiso de los niños con la lectura y, a su vez, hacerles mejores lectores.

>>Apúntate a un Curso de Animación a la Lectura y Cuentacuentos

Los garabatos a los 3 años, primer paso hacia la lectura


Por otro lado, la Universidad de Washington asegura que los niños, a los 3 años de edad, ya comienzan a garabatear letras en un intento de reconocer y seguir las reglas y patrones por los que se rigen las palabras.

De esta manera, los niños empiezan a fijarse a edades muy tempranas qué letras suelen aparecer juntas, incluso antes de entender cómo las letras representan los sonidos de un idioma, lo que se considera básico para aprender a leer y deletrear palabras.

La investigación, que estudió el comportamiento de 179 niños de hasta cinco años y cuyos resultados han sido publicados en la revista Child Development, determina también que las grafías inventadas por los niños van mejorando a medida que crecen, incluso antes de que los pequeños sean capaces de producir las grafías que representan los sonidos en palabras.

En este sentido, los científicos señalan que la exposición a palabras escritas desde los 3 a los 5 años puede ser importante para que los niños desarrollen adecuadamente sus habilidades de lectura, escritura y ortografía.

Además, los investigadores advierten que los resultados del estudio pueden ser interesantes para que los profesores sean conscientes de cuál es la evolución de los niños en la escritura y así determinar si un pequeño puede tener algún problema al respecto.

>>Mira qué interesante: Curso de Los cuentos en la educación infantil: los cuentacuentos para profesorado. Más info en este formulario:

Los cuentos en la educación infantil: los cuentacuentos para profesorado