Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Las brechas educativas que ha dejado ver la crisis de la Covid-19

La crisis del coronavirus ha obligado a hacer cambios en el sistema educativo, poniéndose de manifiesto una serie de problemas en el sector, que repercuten en el aprendizaje de los alumnos.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Las brechas educativas que ha dejado ver la crisis de la Covid-19
El cierre de los centros educativos como consecuencia de la crisis sanitaria de la Covid-19 ha provocado que el sector de la educación haya tenido que transformarse a marchas forzadas para atender a los estudiantes de los diferentes tramos educativos desde sus casas y tratar de acabar el curso académico.

Una situación que ha puesto de manifiesto una serie de problemas propios del sector educativo en sí, que tendrán consecuencias negativas en el aprendizaje de los estudiantes. Un impacto que se prevé mayor en aquellos alumnos que están en entornos desfavorecidos, según se recoge en el documento técnico de análisis de la situación educativa derivada de la emergencia sanitaria ‘Covid-19 y educación: problemas, respuestas y escenarios’ de COTEC. 

>>Te recomendamos: Máster en Psicología Aplicada en el Ámbito Educativo + Máster en Psicología Infantil y Adolescente

Las brechas educativas del Covid-19


El paso de la formación presencial a la online ha sacado a la luz tres brechas. Una de ellas esa la llamada brecha de acceso, es decir, tener o no acceso a conexión y dispositivos tecnológicos, existiendo diferencias por el nivel socioeconómico de los alumnos. 

En concreto, teniendo en cuenta el nivel más bajo, un 44% de los alumnos tiene sólo un ordenador frente al 8% de los estudiantes de grupos socioeconómicos más altos. Un colectivo este último en el que el 61% cuenta con dos o tres ordenadores en el hogar y el 31% dispone de dos.

Junto con la brecha de acceso, la crisis sanitaria de la Covid-19 también ha dejado ver la brecha de uso, entendida como el tiempo de utilización y calidad del mismo. En este caso del empleo de dispositivos TIC en el hogar, las diferencias son menores y no se observan tan apenas por comunidades autónomas ni en relación a otros países, aunque sí se existen y son más evidentes si se atiende al nivel socioeconómico. 

A estas brechas, se añade la brecha escolar, que comprende las habilidades del profesorado, la disponibilidad de recursos y la adecuación de plataformas online de apoyo a la enseñanza.

Esta brecha escolar deja datos, de acuerdo con este documento, significativos: el 50% de los equipos directivos afirma que sus docentes tienen capacidades y recursos profesionales para aprender a integrar los dispositivos digitales en su enseñanza. Un porcentaje, el 50%, que es igual que el de los estudiantes que se encuentran en centros que tienen una plataforma online eficaz. 

>>Te puede interesar: Máster universitario en dirección y gestión de centros educativos

Cinco escenarios posibles


Este documento también plantea cinco escenarios diferentes, habiéndose construido cada uno de ellos a partir de un conjunto de medidas seleccionadas y combinadas para dar respuesta a los objetivos prioritarios de cada uno de ellos. 

Escenario 1: reapertura de centros educativos en mayo y finalización del curso escolar actual adaptado.

Escenario 2: reapertura en mayo y reformulación de los cursos escolares 2019-20 o 2020-21.

Escenario 3: reapertura en junio y reformulación de este curso escolar y el próximo.

Escenario 4: reapertura en septiembre y reformulación de los dos cursos educativos.

Escenario 5: reapertura de los centros educativos y nuevo cierre de estos en el próximo curso 2020-21 por una nueva emergencia sanitaria.

En todos estos escenarios, se han planteado medidas. Por ejemplo, en el caso del programa, se recogen propuestas de programas específicos para responder a las necesidades derivadas de la situación de cierre de los centros, mientras que en el currículo se establecen opciones de reformulación y ajuste

En cuanto a la evaluación, en el documento se contemplan orientaciones para poder evaluar el final del curso, además de prestar atención a las situaciones de potencial de repetición del curso académico. 

El ajuste del calendario escolar, así como la provisión de recursos materiales y humanos, forman parte también del conjunto de medidas a las que se añaden las vinculadas con las de tipo sanitario y educativas anticipatorios y preventivas ante una nueva situación de emergencia sanitaria. 

Son todo medidas compatibles con las directrices generales del documento acordado por el Ministerio de Educación y Formación Profesional en el marco de la Conferencia Sectorial de Educación del pasado 15 de abril de 2020. 

Noticia relacionada: "España está a muy buen nivel en cuanto a formación online"