Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

La inteligencia, ¿cuestión de genes?

Investigadores albergan la posibilidad de que se pueda trabajar con este grupo de genes para modificar la inteligencia.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de La inteligencia, ¿cuestión de genes?
Como si fuera un equipo de fútbol, trabajando juntos en diferentes posiciones. Así es como parecen funcionar dos redes de genes –M1 y M3-, descubiertas por científicos del Imperial College London, directamente relacionadas con la función cognitiva y que influyen en la memoria, la atención, la velocidad de procesamiento y el razonamiento. Otro rasgo descubierto es que estos grupos de genes comparten una regulación común, es decir, como cuando un interruptor puede controlar diferentes dispositivos a la vez.

>>Quiero hacer un curso de INTELIGENCIA EMOCIONAL
La investigación plantea la posibilidad de trabajar con genes para modificar la inteligencia

Esto hace que, pese a que la investigación se encuentra en una fase muy temprana, los investigadores quieran profundizar en si es posible modificar, aumentar, la función cognitiva.

>>Ver curso de NEUROPSICOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN
>>Ver curso de NEUROCIENCIA APLICADA

 “Lo interesante es que los genes que hemos encontrado comparten una regulación común, lo que significa que potencialmente podemos manipular todo un conjunto de genes cuya actividad está vinculada a la inteligencia humana. Nuestra investigación sugiere que podría ser posible trabajar con estos genes para modificar la inteligencia, pero eso es sólo una posibilidad teórica en este momento", explica Michael Johnson, autor principal del estudio.

La investigación se llevó a cabo tras combinar información genética obtenida de muestras de cerebro humano de diferentes pacientes; personas sometidas a neurocirugía para la epilepsia, de personas sanas que habían pasado test de inteligencia y otras que padecían trastornos neurológicos como autismo o discapacidad intelectual.

>>Ver curso de CEREBRO, FUNCIONES COGNITIVAS Y CONDUCTA

Mediante el análisis –realizado a partir de diferentes modelos informáticos- se identificaron los genes del cerebro humano que intervienen juntos a la hora de crear nuevos recuerdos, cuando toca resolver rompecabezas, por ejemplo, o cuando se trata de tomar decisiones sensatas frente a una gran cantidad de información compleja.

Los resultados revelaron que algunos de los mismos genes que influyen en la inteligencia humana en las personas sanas son también los mismos genes que causan el deterioro de la capacidad cognitiva y la epilepsia, una vez han mutado.

La información obtenida por estos grupos de genes puede servir, por tanto, para conocer la forma que tiene el cerebro de funcionar tanto cuando está sano como cuando está enfermo. El Dr. Johnson espera que el estudio ayudará a desarrollar mejores tratamientos para enfermedades de desarrollo neuronal como para el deterioro cognitivo.

También te pueden interesar:
>>Curso universitario de DESARROLLO COGNITIVO
>>Curso intensivo de TÉCNICAS COGNITIVAS Y ENTRENAMIENTO A PADRES