Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

La autoestima, clave a los cinco años

A esa edad la autoestima de los niños es comparable a la de una persona en edad adulta, según un estudio.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de La autoestima, clave a los cinco años
La autoestima, ese aprecio o consideración que uno tiene de sí mismo, tiende a cobrar importancia especialmente a partir de la adolescencia. Pero, ¿y antes? Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Washington (UW) concluye que a la edad de cinco años los niños tienen un sentido de la autoestima comparable al de los adultos y sugiere que este importante rasgo de la personalidad ya está presente en los niños preescolares.

>>Quiero hacer un curso de AUTOESTIMA 
>>Ver cursos de PSICOLOGÍA INFANTIL
La autoestima, presente antes de empezar la escuela

“Algunos científicos consideran que los niños preescolares son demasiado jóvenes para haber desarrollado un sentido positivo o negativo de sí mismos”, explica Andrew Meltzoff, codirector del UW´s Institute for Learning & Brain Sciences (I-LABS) para argumentar que sus hallazgos sugieren que la autoestima o el hecho de sentirse bien o mal consigo mismo es fundamental y que los niños llegan con ello ya a la escuela.

>>Ver cursos de COMPORTAMIENTO 
>>Ver cursos de APRENDIZAJE

Hasta el momento ningún instrumento de medición había sido capaz de detectar la autoestima en los niños de tan corta edad, ya que según afirman los investigadores las pruebas existentes requerían de un sofisticado proceso cognitivo o verbal para hablar de un concepto como el “yo”.

>>Ver cursos de EDUCACIÓN INFANTIL
Los niños saben si son “buenos” o “malos” en una habilidad concreta

Para Dario Cvencek, investigador y principal autor del estudio, los preescolares pueden dar información verbal sobre si son buenos en alguna habilidad concreta como “soy bueno corriendo” o “soy bueno con las letras”, pero sin embargo tienen dificultades proporcionando respuestas verbales sobre si son buenas o malas personas.

En la investigación han participado 234 niños y niñas de cinco años a los que se pidió que asociaran “yo” o “yo no” con diferentes objetos. Mediante un ordenador, respondían presionando un botón al escuchar palabras positivas como “feliz”, “bueno” o “divertido” y otras negativas como “malo”, “loco” o “asqueroso”. Los resultados mostraron que, tanto niños como niñas, asociaban mayor número de palabras positivas que negativas.

Los hallazgos, que se publicarán en enero en la revista Psychology of Experimental Social, muestran además que la autoestima parece desempeñar un papel fundamental en cómo los niños forman diversas identidades sociales.

Ver CURSOS PARA PADRES

Más información:

Implicit measures for preschool children confirm self-esteem's role in maintaining a balanced identity