Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Jóvenes y botellón: Madrid cambia las multas por cursos de formación

La costumbre del botellón está fuertemente arraigada entre los jóvenes. Madrid ha decidido cambiar las sanciones por cursos e información disuasoria.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Jóvenes y botellón: Madrid cambia las multas por cursos de formación
Los jóvenes de entre 14 y 25 años tienen muy asentada la costumbre del “botellón” o el consumo de alcohol en sus ratos de ocio. Por ello, el Ayuntamiento de Madrid está reforzando sus programas de intervención preventiva y ofrece una alternativa a la sanción en el caso de los menores. Se trata de una opción individualizada en función del perfil de cada adolescente, siempre que decida participar en programas de prevención o tratamiento.

>>Ver cursos sobre EFECTOS DEL ALCOHOL

En 2015 se realizaron 1.387 intervenciones individuales y 278 grupales, constatándose una disminución de varones atendidos frente al aumento de mujeres que necesitaron ayuda, al tiempo que también ha disminuido el número de jóvenes atendidos entre los que ya viven emancipados, están estudiando o trabajan. El SAMUR atiende, anualmente, una media de 300 menores por intoxicación etílica.

>>Ver cursos de COMPORTAMIENTO
>>Me gustaría hacer un curso sobre ADOLESCENTES

Las casi 80.000 multas puestas entre 2012 y 2015 no parecen haber tenido el efecto disuasorio buscado, por lo que el Ayuntamiento ha decidido desarrollar nuevas propuestas preventivas, entre ellas ampliar las intervenciones preventivas en las zonas de “botellón” a partir de mañana. La campaña, que irá dirigida tanto a los más jóvenes como al comercio minorita, tiene como objetivo modificar la percepción del riesgo y los patrones del consumo, principalmente en edades tempranas.
Se eximirá de abonar las multas a los menores que participen en cursos de formación

Entre otras medidas, se colocarán carpas en las zonas donde los jóvenes se dan cita y se ofrecerán actividades individuales y grupales para sensibilizar sobre los riesgos que conlleva la ingesta de alcohol. Los casos en los que se observe un mayor riesgo de adicción serán derivados a los servicios de prevención del Instituto de Adicciones de Madrid Salud.

>>Ver curso de Sensibilización de Accidentes

También se han diseñado carteles con diferentes lemas en contra de la venta de alcohol a menores que serán distribuidos en las tiendas de las diferentes zonas de “botellón”, lo que se une a la posibilidad que ya tienen familias y docentes de solicitar contenidos específicos y consultar las dudas en el servicio de Prevención de Adicciones de Madrid en tiempo real.

Asimismo, se ha fortalecido la atención preventiva a familiares de adolescentes y jóvenes menores de 24 años a cargo de 7 psicólogos especializados, que también pueden ofrecer intervenciones presenciales individuales y/o grupales. Por último, se están intensificando las acciones preventivas en centros educativos y en los diferentes barrios a través de asociaciones de distrito y educadores sociales.

Hay muchos mitos que circulan acerca del alcohol y que no son realidad, como que su consumo no produce daños en el organismo si solo se da los fines de semana. Otro mito es que el consumo del alcohol ayuda a superar el cansancio y a estar más animado y en forma, y tampoco es real que ayude a entrar en calor.

>>Quiero MEJORAR MI MEMORIA 

El alcohol, a pesar de lo que piensan muchos jóvenes, no es un alimento, ni es bueno para el corazón, ni tampoco facilita las relaciones sexuales. Por último, no existe relación entre fortaleza y virilidad y aguantar un mayor consumo de alcohol.

Aunque el consumo de alcohol se produzca ocasionalmente, su ingesta genera problemas de atención y memoria en los adolescentes. Una reciente investigación demuestra que las borracheras ocasionales afectan las conexiones neuronales del cerebro y dificultan la velocidad de pensamiento, además de contribuir a conductas impulsivas.

También te pueden interesar:
>>Curso Universitario de adicciones, alcoholismo y toxicomanías