Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Emanciparse, misión imposible en España

Las condiciones laborales precarias y el elevado precio de la vivienda retrasan la edad de emancipación de los jóvenes.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Emanciparse, misión imposible en España
Los jóvenes españoles cada vez se independizan más tarde, de hecho el 20,8% de los que tienen entre 16 y 29 años están emancipados frente al casi 80% que siguen viviendo con sus padres. Así se desprende del boletín 10 del “Observatorio de Emancipación” del Consejo de la Juventud de España (CJE), que recoge datos del primer semestre de 2015.

>>Ver CURSOS PARA JÓVENES
Un mercado laboral inestable y las duras condiciones del mercado de la vivienda imposibilitan la emancipación

Si nos fijamos en el género de los que vuelan fuera del “nido familiar”, hay más mujeres independizadas (25,3%) que hombres (16,4%) y atendiendo a la edad, el 42,3% tiene entre 25 y 26 años, y un 6,8%, entre 16 y 24 años. Además, la crisis ha empeorado la tasa de emancipación residencial de los jóvenes que, desde 2008, ha caído en todos los tramos de edad, excepto en el comprendido entre 30 y 34 años, que ha subido ligeramente un 0,5%.

Las principales causas del retraso en la emancipación de los jóvenes son la situación frágil e inestable del mercado laboral y las duras condiciones del mercado de la vivienda, que, a pesar de haber reducido sus precios, sigue siendo inaccesible para la mayoría de los jóvenes que cuentan con un bajo poder adquisitivo.

>>Ver cursos de AGENTE INMOBILIARIO
>>Ver cursos de CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS

Emanciparse: ¿de qué manera y a qué precio?

La mayoría de los jóvenes cuando se independizan únicamente pueden permitirse compartir piso, a excepción de un 15,7% que viven solos.

En teoría, para tener solvencia se debería destinar a la vivienda, como máximo, el 30% de los ingresos mensuales. Sin embargo, dedicando ese porcentaje los jóvenes sólo podrían aspirar a alquilar una casa de 38,7 metros cuadrados o a comprar una vivienda con una superficie máxima de 51,2 metros cuadrados.

Realmente, los jóvenes deberían invertir un 58,6% de su sueldo en el alquiler o el 60,6% en caso de querer comprar la vivienda.
Los menores de 30 deberían cobrar un 95% más para alquilar o comprar una vivienda

Independizados, pero con empleos precarios

En un país donde el 37% de los jóvenes está en paro, siendo casi la mitad de ellos (49,2%) menores de 25 años, está claro que sólo tienen posibilidad de independizarse aquellos que tienen trabajo. ¿Pero en qué condiciones? El empleo juvenil sigue caracterizándose por su precariedad, tal y como reflejan los numerosos contratos temporales y a tiempo parcial, así como el desempeño de puestos de trabajo de menor cualificación de la que realmente poseen.

>>Ver CURSOS CON BOLSA DE TRABAJO
El salario medio de los jóvenes en España se sitúa en 11.158 euros

Según el Observatorio de Emancipación, en el primer semestre de 2015 más de la mitad de los jóvenes (53,4%) tenían contratos temporales, de los cuales el 44,9% eran de una duración inferior a un año. Además, más de una cuarta parte de los jóvenes (27,6%) tenían una jornada a tiempo parcial inferior a 35 horas semanales, que afecta, sobre todo, a las mujeres (24,3%) y a los que tienen entre 16 y 24 años, tramo de edad en el que también se sufre más la temporalidad laboral (68,9%). Asimismo, el 55,8% de los jóvenes están sobrecualificados, colectivo en el que predominan las mujeres frente a los hombres.

En el marco de estas condiciones laborales precarias, este estudio señala que el salario medio de un joven en España es de 11.158,98 euros, es decir, menos de 1.000 euros al mes. Sólo un 10% de los menores de 30 años tiene un sueldo superior a los 1.800 euros mensuales, que son los que, en teoría, se podrían independizar, aunque no siempre con éxito.

>>Ver CURSOS CON PRÁCTICAS

"Pobreza laboral"

El CJE advierte que más de un tercio de los jóvenes se encuentra por debajo del umbral de la pobreza, pero incluso aunque tengan un empleo. En declaraciones a Europa Press, Víctor Reloba, responsable del Área Socioeconómica del CJE, habla de la “pobreza laboral” y considera que “el trabajo ya no es una garantía de inclusión en la transición a la vida adulta”. De hecho, uno de cada cuatro jóvenes que viven al borde de la exclusión social tiene trabajo.

Además, este estudio señala que el 64,1% de los menores de 30 años no cobran salario y en el 18,1% de sus hogares están todos desempleados.

>>Ver cursos para MEJORAR MI EMPLEABILIDAD: IDIOMAS | NUEVAS TECNOLOGÍAS | MARKETING | MÁSTER/POSTGRADO

Asimismo, el CJE denuncia que en España se destina “35 veces más presupuesto a la tercera edad que a la infancia, educación y juventud juntas” respecto al resto de países del mundo. “Ningún país de la OCDE tiene una diferencia superior a 10 veces”, señaló Reloba.

Con este panorama de fondo, el CJE reclama un empleo digno para que la situación no derive en “consecuencias demográficas muy graves”, según Reloba, como la caída de la natalidad y la insostenibilidad de las pensiones. Además, “sin políticas de vivienda se les está negando un proyecto de vida a la mayoría de la juventud, atrapada en la maraña de empleos precarios y temporales que caracterizan a nuestro modelo productivo, profundamente dependiente del turismo y la hostelería”, añadió Reloba.

Más información:

Informe completo del Observatorio de Emancipación nº 10 – primer semestre de 2015