Una escena de la serie coreana "El Juego del Calamar" (Squid Game) de Netflix | Siren Pictures Inc.

Foto: Una escena de la serie coreana "El Juego del Calamar" (Squid Game) de Netflix | Siren Pictures Inc.

El Juego del Calamar: qué dicen los expertos del impacto en niños y adolescentes

«El Juego del Calamar» salta desde la pantalla al patio de los colegios, con la consiguiente alarma docente por su contenido violento.

Es la serie de moda y si no la has visto probablemente hayas oído hablar de ella. Squid Game (El Juego del Calamar), que se puede ver en la plataforma Netflix, cuenta la historia de un grupo de personas en riesgo de exclusión que se someten a pruebas de supervivencia basadas en juegos infantiles con el objeto de ganar un gran premio en métalico. Los que pierden, lo pagan con su vida.

Aunque muchos la califican de macabra y consideran que su argumento no es apto para un público infantil o juvenil, lo cierto es que muchos niños y adolescentes ya la han visto. Los profesores han observado cómo en los patios de los colegios los niños de 8 y 9 años han comenzado a jugar imitando la trama de la serie, calificada para mayores de 16 años, y en la que la violencia es uno de sus hilos conductores.

>> Quiero hacer un Máster en Psicopedagogía. Ver opciones disponibles.

Desde los centros escolares

En algunos centros escolares, como los Agustinos de Madrid, ya se ha avisado a los padres para que tengan cuidado con el visionado de la serie. En otros, como el colegio público Teresa de Calcuta, de San Sebastián de los Reyes (Madrid) ya se ha anunciado que el disfraz que hace alusión a la serie estará prohibido el próximo Halloween. El argumento es que el cerebro de niños y adolescentes se encuentra en pleno desarrollo y es muy influenciable, por lo que existe el temor de que la serie pueda influir en su comportamiento.

Un ejemplo de su impacto en las Redes Sociales, donde ya se comparten todo tipo de puntos de vista al respecto:

Entender la diferencia entre realidad y ficción

Los educadores denuncian que existe un escaso control parental sobre lo que ven los hijos y los psicólogos advierten que es una serie con una perspectiva adulta, en la que se tratan temas como la amistad o la presión social.

El problema es que todo ello está envuelto en un clima de violencia que el niño no entiende. Por ello, es importante mantener un diálogo con los niños y adolescentes, y explicarles que el objetivo de la serie es plantear una crítica al “todo vale” tan presente en nuestra sociedad. Además, hay que asegurarse de que los más pequeños entienden la diferencia entre realidad y ficción.

En cualquier caso, la repercusión de la serie, la más vista de Netflix de todos los tiempos, no ha tenido lugar solo en España, sino que se ha dado a nivel internacional. En Londres se ha convocado una competición en la que el ganador se lleva más de 11.000 euros y a los perdedores se les dispara en la cara con una pistola de aire comprimido. En Bélgica, algunos niños han sido golpeados por perder en juegos infantiles como “el escondite inglés”.