Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Dormir ayuda a mejorar la memoria

Un estudio refleja que dormir después de aprender nueva información facilita su retención en la memoria.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Dormir ayuda a mejorar la memoria
Dormir tiene ventajas para el organismo, pero también para el aprendizaje. Una investigación realizada por un grupo de investigadores del Brigham and Women’s Hospital (BWH) pone de manifiesto que dormir después de haber aprendido nueva información mejora la memoria.

>>Quiero apuntarme a un TALLER DE MEMORIA Y ESTIMULACIÓN COGNITIVA

>>Curso para DORMIR BIEN: PROGRAMA PARA LA MEJORA DEL SUEÑO

La investigación, que se ha realizado con 14 participantes de 20 años de edad, constató que las personas recordaban más fácilmente información sobre los rostros y los nombres de otras personas que habían aprendido tras haber dormido hasta ocho horas.

>>Ver CURSO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

En concreto, la investigación, que se ha publicado recientemente en ‘Neurobiology of Learning and Memory this week’, ha permitido comprobar que los participantes en el estudio tras dormir una noche completa tenían una mayor capacidad para identificar de forma correcta el nombre asociado a una cara, además de mostrar más confianza en sus respuestas.

Para llegar a esta conclusión, los participantes visionaron un total de 20 fotos de rostros y nombres de personas adultas de una base de datos formada por más de 600 fotografías. Posteriormente, tuvieron que memorizar la información para, a continuación, tener que identificar doce horas después a las personas de las fotos en las que figuraba un nombre correcto e incorrecto.

>>Quiero estudiar un MÁSTER EN PSICOLOGÍA

Además de responder sobre esta cuestión del nombre, la prueba también permitió evaluar el nivel de confianza de cada respuesta, teniendo cada participante que poner un valor de entre una escala de uno a nueve.

Cada una de las 14 personas realizó la prueba dos veces, de manera que en una de ellas se hizo con intervalo de sueño en el medio, mientas que la otra se llevó a cabo sin dormir.

El resultado constató que los participantes que habían dormido tenían más capacidad para identificar las caras y nombres, registrando un 12% más de respuestas positivas que los que no habían dormido. Sin embargo, no se ha podido establecer relación entre el aprendizaje y el número de horas dormidas, para lo que será preciso un estudio posterior.

>>Ver curso de DIFICULTADES DE APRENDIZAJE

Esta investigación va un paso más allá de las realizadas hasta el momento, que se han centrado en analizar el efecto que tiene la siesta en la capacidad de aprender, ya que no existe ninguno en la actualidad que haya estudiado esta relación entre el aprendizaje y una noche durmiendo.

El resultado del estudio es importante para el aprendizaje, pero también para las personas con problemas de memoria, ya que conforme se va envejeciendo se es más propenso a desarrollar trastornos del sueño, que pueden ser la causa de esas dificultades para retener información, según indican los investigadores.

De este modo, se considera que, al abordar los problemas con el sueño, es posible tratar la capacidad de las personas para aprender en todas las edades.

Más información:

A new face of sleep: The impact of post-learning sleep on recognition memory for face-name associations