Desde la CREUP piden becas y apoyo para docentes, investigadores y estudiantes afganos

Desde la CREUP piden becas y apoyo para docentes, investigadores y estudiantes afganos

Los universitarios solicitan becas y programas de apoyo nacionales y europeos para docentes, investigadores y estudiantes de Afganistán.

Con motivo de la reunión que mantendrán hoy los ministros de Asuntos Exteriores de la UE, la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP) ha solicitado al Gobierno y a la CRUE (Conferencia de Rectores de Universidades Españolas) medidas de apoyo para el personal docente e investigador, y estudiantes de Afganistán.

Los universitarios piden poner en marcha un programa de becas, tanto nacionales como a nivel europeo, para el personal docente e investigador, y estudiantes en situación de riesgo, publica Europa Press. Además, también solicitan ayudar a quienes necesitan protección internacional, lo que incluye a investigadores, personal académico, estudiantes y agentes de la sociedad civil, y crear vías legales para los solicitantes de asilo que cuenten con una institución de acogida o un trabajo en Europa. En este sentido, también reclaman que se exima a este colectivo de los requisitos de intención de retorno y de residencia en el país de origen.

Mujeres y niñas vulnerables

Los universitarios solicitan que estas medidas se apliquen especialmente a las mujeres y niñas afganas, al considerar que se encuentran en una situación “crítica”, desprotegidas y en extrema vulnerabilidad. Este llamamiento ha sido coordinado por Scholars at Risk Europe y cuenta con el apoyo de asociaciones, organizaciones de educación superior y particulares que se han sumado a la petición.

En este sentido, los universitarios resaltan que “decenas de instituciones europeas están dispuestas a acoger a las personas afganas, pero es necesario colaborar con ellos”. Por este motivo, piden que las universidades, como agentes sociales inclusivos, sean partícipes de la acogida de personas afganas.

Propuestas sobre la mesa

El Ministerio de Universidades, por su parte, ha señalado que está estudiando que los estudiantes que han llegado a España procedentes de Afganistán puedan continuar sus estudios en centros españoles, si bien no hay ninguna propuesta en firme sobre la mesa.

De momento, algunas universidades españolas, como la de Granada, se han mostrado dispuestas a acoger a estudiantes, personal docente e investigadores afganos, para que puedan continuar su formación o labor universitaria mientras dure la crisis humanitaria de Afganistán.

La Universitat de València también ha anunciado que está trabajando en un programa de incorporación de alumnas y profesoras universitarias en centros españoles, para lo que solicita la colaboración del resto de universidades y el Gobierno español.

Por su parte, la Generalitat catalana ultima un convenio de colaboración que permita un curso de extensión universitaria específico para las personas afganas refugiadas en Cataluña, que tendrían cubiertos los gastos formativos y a las que se les dotaría de una aportación económica para sus gastos ordinarios.

Más de un centenar de organizaciones universitarias

Con el título Urgent appeal to European Governments and EU Institutions: Take Action for Afghanistan’s scholars, researchers, and civil society actors, más de un centenar de organizaciones universitarias instan a través de este texto a los gobernantes europeos a dar continuidad a los vuelos de evacuación de los miembros de la comunidad universitaria afgana que «han apoyado la visión pluralista y progresista de Afganistán y desean salir de este país».

Tal y como expone la CRUE – Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas en un comunicado, piden aumentar las cuotas de reasentamiento en los países de la UE para ayudar a los ciudadanos afganos que necesitan protección internacional, entre los que se encuentran investigadores, académicos y estudiantes, y asegurar dicha protección mediante procesos más ágiles que aceleren también las solicitudes de reunificación familiar.