Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

¿Cómo aprende la Generación G?

Los jóvenes de hoy en día tienen un perfil diferente al estar habituados a las nuevas tecnologías, que modifican su forma de aprender.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de ¿Cómo aprende la Generación G?
Son varios los expertos que coinciden en señalar que la nueva generación del milenio, denominada Generación G, precisa de un sistema educativo diferente al ser jóvenes que tienen una mentalidad distinta y formas de ver el mundo y haber crecido ya con Google y conectados a las nuevas tecnologías y dispositivos móviles.

Una opinión que, por ejemplo, recoge Jeff Jarvis en su libro “Y Google, ¿cómo lo haría?” en el que se ahonda en esta idea de cómo la popular compañía del buscador ha contribuido a cambiar la sociedad, la vida de las personas, su forma de relacionarse y la visión del mundo, como escribe José Luis Cabello en el blog Educalab del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF).

Unos cambios que van más allá para su autor puesto que también indica que se reflejan en el cerebro. Pero Google al mismo tiempo ha contribuido a crear una generación de jóvenes que tienen un perfil diferente al de los anteriores, ya que se relacionan de forma distinta, siendo más expansiva y viral, y que se canaliza a través de blogs, redes sociales o plataformas de microblogging como Twitter, entre otras.

Ver cursos de: Google | blogs | redes sociales

Además son jóvenes que tienen otro sentido de la privacidad y de la identidad pública -que ven como una vía de comunicar y de que las personas puedan llegar a ellos-, por ese uso de las nuevas tecnologías, que emplean como diversión y como modo de aprendizaje.

Entre otras de sus cualidades destaca la capacidad de organizarse sin necesidad de organizaciones, siendo hábiles para unirse espontáneamente cuando es preciso y teniendo esas uniones impactos importantes en la sociedad y efectos desestabilizadores en las instituciones.

Unas particularidades que llevan a que se cuestione el sistema educativo y sus instituciones académicas. De hecho, el experto se pregunta si de verdad se necesita la universidad ante cursos MOOC o contenidos digitales accesibles a través de buscadores.

Quiero estudiar online. Ver oferta de cursos

Según el experto, las funciones tradicionales de la universidad -enseñanza, evaluación e investigación-, en el caso de que no se modifiquen se traducirán en tan solo la prueba, certificación y concesión de títulos, lo que sin embargo tendrá cada vez más valor para poder demostrar y valorar lo que se sabe en la red.

La Generación G necesita un cambio en educación

Por estos factores, el sistema de educación para la generación G no debe ser el mismo que hace 30 años, siendo necesario que se asiente en unos pilares diferentes. Por ejemplo, el experto cuestiona por qué los estudiantes tienen que memorizar hechos cuando se pueden buscar en Internet en lugar de centrarse en satisfacer la curiosidad a través de la investigación y el razonamiento para que puedan conocer, formular preguntas, buscar respuestas y aprender a juzgar las fuentes y también a sí mismos.

El experto incide en la conveniencia de enseñar a manejar Internet y los buscadores y en que la competencia digital se integre en el currículum, de manera que gane más peso al ser clave para la educación en el siglo XXI, además de contribuir, a desarrollar otras competencias sobre todo la de “aprender a aprender”.

Precisamente, en el aprendizaje cobrarán cada vez más fuerza métodos basados en proyectos y tareas en comunidades virtuales por los nuevos medios, situación que también se producirá en el caso de los portafolios digitales tanto para aprender como para evaluar.

Los cambios en el sistema educativo a su vez afectarán a los docentes, quienes deberán mejorar su competencia digital para dar respuesta a las nuevas necesidades de aprendizaje de los jóvenes. Por su parte, los centros educativos deberán afrontar procesos de innovación y transformación para favorecer esos cambios lo que obligará a su vez a estudiar los modelos organizativos actuales.

Más información:

Blog Educalab