Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Brecha digital entre padres e hijos: ¿un abismo?

Los progenitores precisan más formación para supervisar el uso que hacen sus hijos de los dispositivos digitales.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Brecha digital entre padres e hijos: ¿un abismo?
Las nuevas tecnologías y el uso de dispositivos digitales tienen puntos positivos, pero también presentan algunos handicaps como la brecha existente entre padres e hijos, según se ha constatado en el informe de la red de investigación EU Kids Online, en colaboración con la Comisión Europea dentro del proyecto “Niños pequeños y tecnología digital”, y la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

»Ver cursos de SEGURIDAD EN INTERNET

»Cursos de CONTENIDOS DIGITALES

En el informe, que ha sido realizado con 70 familias con hijos de menos de ocho años en siete países europeos, se constata que existe una brecha generacional relacionada con la competencia digital. Un hecho que llama la atención porque los padres son las personas más adecuadas para gestionar el uso de los dispositivos digitales en los niños, quienes, a su vez, los comienzan a utilizar cada vez a una edad más temprana, siendo necesario buscar vías para supervisar el uso que hacen los hijos de ellos.
Importantes para el futuro de los niños, pero mal sustitutos de los juguetes

La brecha generacional en relación a los dispositivos digitales es más evidente en el caso de las familias en las que los progenitores tienen un menor nivel de educación. Sin embargo, esto no supone que estos hogares no dispongan de un buen nivel de equipamiento en cuanto a dispositivos digitales porque los consideran importantes para el futuro de los niños, a pesar de que los conciben como un mal sustituto de los juguetes tradicionales.

Algo menor es la brecha en las familias que registran mayor nivel de ingresos y un nivel educativo más alto en las que se da por supuesto, en general, el uso de los dispositivos digitales en la sociedad actual. Esta situación lleva a que en muchos de estos hogares se esfuercen por intentar promover actividades offline y por limitar las digitales en el hogar a través de reglas flexibles.

Pero, a pesar de esas diferencias en función del nivel educativo y económico de las familias, el estudio refleja que hay una serie de aspectos comunes a todas ellas como es el caso de necesitar más formación sobre los dispositivos digitales para gestionar y supervisar el uso que hacen sus hijos.

»Ver CURSOS PARA PADRES

»Ver cursos de CONTROL PARENTAL

Esta formación para los padres se solventaría con mayor apoyo institucional y profesional y profundizando en determinadas áreas. Entre ellas, por ejemplo, figuran el conocimiento sobre los beneficios de utilizar Internet; el empleo de herramientas técnicas para la gestión de la seguridad de los niños y buenas prácticas para passwords o claves de acceso, así como de protección de privacidad y filtros de contenidos.

Los padres también precisarían, de acuerdo con el estudio, avanzar en la mejora de sus habilidades y conocimientos digitales y en las estrategias de comunicación para facilitar actividades compartidas en el uso de dispositivos digitales y debates con los hijos sobre prácticas y soluciones de problemas.

Unos conocimientos que los padres prefieren obtener a través de orientación procedente de las instituciones educativas, a pesar de que se ha constatado el poco asesoramiento que reciben desde ellas. Por ello, el estudio incide en que hay que desarrollar programas públicos en los centros educativos para ayudar a las familias.

"Can the internet make a better contribution to children’s opportunities and well-being?"
EU Kids Online: