Aumentar el espacio entre letras incrementa la velocidad lectora en los niños según científicos de la Universidad Anglia Ruskin

Aumentar el espacio entre letras incrementa la velocidad lectora en los niños según científicos de la Universidad Anglia Ruskin

El estudio revela que la velocidad de lectura de un niño se puede mejorar simplemente aumentando el espacio entre las letras.

Científicos británicos de la Universidad Anglia Ruskin han descubierto que aumentar el espacio entre letras podría incrementar la velocidad lectora en los niños. Se beneficiarían de esta medida tanto menores con dislexia como no disléxicos.

Para llegar a estas conclusiones, publicadas en la revista Research in Developmental Disabilities, se realizó un estudio con 59 chicos de entre 11 y 15 años procedentes de seis escuelas británicas, 32 de los cuales tenían diagnosticado dislexia. Tras incrementar el espacio entre letras se descubrió que la velocidad lectora aumentaba un 13% en el grupo con dislexia y un 5% en los no disléxicos.

Espacio entre letras contra el efecto de «apiñamiento»

El estudio consistió en hacer leer a los pequeños cuatro textos con un espacio estándar o extra grande entre letras, con o sin superposición de colores. Se pidió a los niños que leyeran el texto en voz alta mientras se les grababa. Esta grabación se utilizó para medir la cantidad de errores cometidos, en concreto:

– el número de palabras perdidas o añadidas
– las palabras incorrectas
– los errores de pronunciación
– el tiempo de lectura

Los resultados demostraron que además de aumentar la velocidad de lectura, poner un espacio mayor entre letras también sirve para reducir el número de palabras que los niños con dislexia ignoran. Sin embargo, la superposición de colores no supuso un impacto significativo ni en la velocidad de lectura ni el número de errores cometidos en ninguno de los grupos.

El Dr Steven Stagg, profesor titular de Psicología de la ARU, señala al respecto que “creemos que el espaciado extra grande entre letras funciona al disminuir lo que conocemos como efecto de apiñamiento, que puede obstaculizar el reconocimiento de letras y reducir la velocidad de lectura”.

>> Ver Cursos de Técnico en Educación Infantil.

Superposición de colores

Los científicos consideran que poner un espacio un poco mayor entre letras sería una medida fácil de implementar. Además, el hecho de que se beneficien todos los niños en conjunto permite que los pequeños con dislexia no se sientan señalados al utilizar materiales especialmente adaptados.

Aunque la superposición de colores no haya aportado resultados beneficiosos, los científicos animan a utilizar esta fórmula si se descubre que al niño le resulta más fácil leer. Investigaciones anteriores sugieren que sus beneficios pueden no hacerse evidentes si el tiempo de lectura es menor a 10 minutos. Este aspecto que podría ser determinante en este estudio, ya que se hizo a leer a los niños textos relativamente cortos.