Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Así será la educación y la economía en la nueva América de Trump

En el día de la investidura de Trump, descubre cuáles deberían ser sus primeras medidas en educación y economía si cumple con sus promesas.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Así será la educación y la economía en la nueva América de Trump
Que viene el coco. Así podría resumirse el sentimiento ante la inminente toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. La campaña electoral del empresario y sus últimas declaraciones no han servido para calmar los ánimos, más bien lo contrario, pero ¿tan malo es? Desgranamos lo que ha prometido hacer en materia económica y educativa. [Leer: 8 curiosidades sobre la formación de Donald Trump]

En clave financiera los mercados ya han acuñado el término “Trumpnomics” para referirse a la influencia del presidente electo en la economía mundial. El problema con las propuestas económicas de Trump es que son tan radicales que buena parte de los analistas dudan que pueda ponerlas en práctica y, por lo tanto, navegan a ciegas en términos de qué va a hacer de verdad el nuevo ejecutivo estadounidense.

>>Ver Grado de International Relations and Diplomacy Bachelor Degree en Florida 

Entre sus promesas más cacareadas está la construcción de un muro ("valla", según Trump) en la frontera mexicana para frenar la inmigración ilegal que, además, costearía México. Cómo piensa conseguirlo es una incógnita, pero entre las posibilidades Trump ya ha adelantado el pago de impuestos por la exportación e importación y medidas similares.

Proteccionismo y Guerra comercial


Esta es sólo una de sus perlas en favor del proteccionismo. Este es realmente el mayor miedo a la política económica del presidente electo. Buena parte del discurso de Trump se ha centrado en volver a hacer grande a América protegiéndola de las amenazas exteriores. Entre ellas, la pérdida de empleo, que limitaría obligando “a Apple a fabricar sus malditos ordenadores en EE.UU.”

La segunda vertiente de su plan económico pasaría por proteger el comercio americano. Las medidas concretas se desconocen pero ya ha adelantado que renegociará el Tratado Norteamericano de Libre Comercio con México y Canadá y se opondrá al Tratado Transpacífico, pese a que EE.UU. es el gran beneficiado frente a Europa.

Pero lo más importante es que pretende establecer aranceles especiales y otras trabas a los países que se benefician en el comercio de forma injusta. Es decir, a quienes tienen condiciones inferiores a las americanas para sus trabajadores. Ahí es donde China aparece en el horizonte. De concretarse, estas medidas penalizarían los productos chinos subiendo sus precios para proteger los productos patrios.

>>Te puede interesar: Máster en Política y Comunicación Corporativa Online

Menos impuestos para las clases medias


Trump ha prometido bajar los impuestos a las clases medias, dejando los siete niveles impositivos en tres y pasando el tipo máximo del 39,6% al 33%. A esto se añade una rebaja de los impuestos a empresas y la eliminación de los impuestos en las herencias. También se rebajarán a un máximo del 15% desde el 40% impuestos a tasas no aplicables desde la Segunda Guerra Mundial.

>>Apúntate: Curso Experto en Gestión de Comunicación Política y de Gobierno Online

Mayor baja por maternidad


Aquí comienza la clave educativa o por lo menos la referida a la infancia. El futuro presidente prometió seis semanas de licencia por maternidad y que el Gobierno se hará cargo de los salarios equivalentes a los subsidios por desempleo, así como deducciones fiscales para cubrir los gastos de atención de los niños.

>>Interesante: Curso Universitario en Coaching Político + 4 Créditos ECTS Online

Más gasto en educación


En concreto, Trump ha prometido gastar 20.000 millones de dólares en su primer año para mejorar y ampliar los programas escolares. Para ello espera que los propios estados aporten 11.000 millones de sus arcas.

Lo que está todavía por ver es su modelo escolar. En el previo su aprobación como Secretaria de Educación, Betsy DeVos no ofreció demasiadas pistas sobre lo que podemos esperar del Ejecutivo Trump. Sí que precisó que “comparto la visión del presidente electo de que es el momento de mover el debate desde lo que el sistema piensa que es mejor para los niños a lo que los padres quieren, esperan y merecen”.

En el horizonte de estas palabras aparece el programa de vales escolares que permitirá a las familias más pobres costear la educación de los hijos y las escuelas autónomas, que normalmente operan fuera del sistema público.


Libre elección escolar


Más que una promesa concreta, esta es una declaración de intenciones. Durante años Trump se ha mostrado partidario de abrir el mercado de la educación, de dejar que las escuelas compitan por captar a los alumnos, como ya hacen algunas universidades y escuelas de negocio. Ahí es donde entran de nuevo los vales escolares y las escuelas autónomas cofinanciadas con dinero público.

Durante su comparecencia, DeVos aseguró que la posibilidad de elegir de la escuela debe ser una decisión de cada estado. Sin embargo, también apuntó que es esta elección es un derecho de los estudiantes y las familias, al tiempo que declaró su compromiso para fortalecer una educación pública para todos los estudiantes. De nuevo, más dudas que certezas.

>>Te puede interesar: Curso Académico en Usa (Eso o Bachillerato) en New York

Limitar la deuda de los estudiantes


Los estadounidenses figuran a la cabeza de endeudamiento universitario. El coste de la educación superior hace que buena parte de los jóvenes deban pedir un préstamo para estudiar y asumir así una deuda que les acompañará buena parte de su vida y que lastrará sus posibilidades económicas.

Trump promete crear un programa de préstamos con el que los estudiantes pagarán un 12,5% del capital adeudado durante 15 años para terminar la deuda. Esta iniciativa no deja de ser muy similar a la que ya hay, que requiere el pago del 10% de la deuda durante 20 años.

Más becas universitarias


El presidente electo también quiere impulsar las becas universitarias y se plantea reducir los inventivos fiscales para las universidades que no cumplan con ciertos estándares en ayudas a los estudiantes más necesitados.

Ahora que ya sabes lo que Trump pretende hacer, ¿viene o no viene el Coco?

Contenidos relacionados en aprendemas.com:

Un mapamundi interactivo de becas para 2017

De Estados Unidos a Camboya: trabaja como profesor de español por todo el mundo