Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Alimentos que mejoran la memoria de los niños: ¿mito o realidad?

Algunos estudios sugieren que determinados alimentos, como los arándanos, contribuyen a aumentar la memoria de los niños y nutren su cerebro.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Alimentos que mejoran la memoria de los niños: ¿mito o realidad?
¿Es cierto que algunos alimentos contribuyen a aumentar la memoria de los niños? Hay varios estudios que así lo sugieren. El último ha sido publicado por las universidades británicas de Reading y Londres en el European Journal of Nutrition, y afirma que los arándanos silvestres, ricos en flavonoides, contribuyen a mejorar la atención en los pequeños y aumentan sus tiempos de reacción.

Ver Curso de Nutrición Orgánica

Este estudio sigue en la línea de otros realizados con adultos, que también encontraron beneficios cognitivos en el consumo de arándanos ricos en flavonoides, como el publicado en 2017 en Applied Physiology. En 2010, un estudio de la Universidad de Cincinnati también apuntaba que beber medio litro de zumo de arándanos estaba asociado a un aumento de la capacidad de aprendizaje.

En el nuevo estudio de las universidades británicas se analizó la reacción de 54 niños de entre 7 y 10 años, a los que se les invitó a consumir 200 ml. de zumo de arándanos o placebo, aleatoriamente. Las pruebas cognitivas se realizaron entre 2 y 6 horas después de su consumo y los resultados confirmaron que quienes habían tomado los arándanos mejoraron sus tiempos de reacción y la memoria verbal, en comparación con quienes habían tomado el placebo. Sin embargo, no se observaron mejoras relacionadas con la lectura. En este sentido, los científicos han sugerido que el consumo de arándanos podría mejorar el flujo sanguíneo del cerebro.

Otros alimentos que podrían aumentar el rendimiento intelectual y las funciones cognitivas de los pequeños, según dietistas y nutricionistas, son el plátano (rico en potasio, magnesio y vitamina C), los huevos (cuya lutenía está relacionada con una memoria más potente), las verduras de hoja verde (que podrían aumentar la atención y la concentración), el salmón (con ácidos Omega 3 que fortalecen las conexiones neuronales), el yogur (con calcio que contribuye a procesar los nuevos conocimientos) y los frutos secos (utilizados para mejorar el rendimiento escolar).

>>Te recomendamos: Curso de Experto en prevención de la obesidad y trastornos de la alimentación. Más info a través de este formulario:

Experto en prevención de la obesidad y trastornos de la alimentación


Por su parte, un estudio de la Universidad de Granada sugiere que una correcta alimentación de la embarazada favorece un desarrollo psicomotor y cognitivo óptimo del bebé. En este estudio se citan como alimentos imprescindibles para el cerebro los pescados azules (ricos en Omega 3, relacionado con una mayor capacidad de aprendizaje), el chocolate (que ayuda a fabricar serotonina para mejorar la concentración), la pasta (hidratos que aportan energía al cerebro), las legumbres (que aumentan la concentración y la agilidad mental), el queso (para reducir la fatiga mental), los aguacates (con magnesio y vitaminas oxidantes para ayudar al desarrollo neuronal) y el tomate (que contribuye a proteger el cerebro del daño celular).