Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Algunos vegetales y las yemas de huevo, claves en el rendimiento académico

Los alimentos con luteína pueden mejorar las funciones cognitivas de los niños, según un estudio.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Algunos vegetales y las yemas de huevo, claves en el rendimiento académico
Los beneficios para la salud que conlleva el consumo de ciertos alimentos es de todo conocido, pero dos recientes estudios de la Universidad de Illinois han demostrado que la luteína, un pigmento que se encuentra principalmente en los vegetales de hoja verde, la yema de huevo y algunos alimentos enriquecidos, es recomendable para aumentar el rendimiento académico.

Los investigadores señalan que a menudo nos centramos en cómo la dieta afecta a la obesidad infantil, pero pocos estudios han investigado cómo puede afectar al desarrollo cognitivo en la infancia. Partiendo de esta base, las investigaciones efectuadas por los científicos demuestran que los niños que poseen niveles más altos de luteína en su organismo tienen mayores habilidades cognitivas y un mejor rendimiento académico.


Curso de Dietética y Nutrición en Madrid

Formación TEÓRICA Y PRÁCTICA garantizadas + Bolsa de trabajo activa + CURSO DE IDIOMAS GRATIS.



La luteína tiene beneficios para el cuerpo entre los que se encuentran su función antioxidante y la protección de las células cerebrales y la retina de los radicales libres y los daños causados por la luz solar. A estos efectos hay que sumarle otros beneficiosos en la salud general del cerebro, y especialmente en el infantil, que logra acumular una alta cantidad de este pigmento, lo que sugiere, según los expertos, que es importante para su desarrollo.

Para realizar el estudio, publicado en el Internacional Journal of Psychophysiology, los investigadores midieron los niveles de luteína en los ojos de 49 niños de 8 a 10 años de edad, al tiempo que se registró su actividad cerebral mientras realizaban una tarea cognitiva. Los científicos encontraron un aumento en la actividad cerebral en niños con niveles de luteína más altas, al tiempo que detectaron un mayor rendimiento.

Un segundo estudio con niños de entre 8 y 9 años de edad, publicado en la revista Nutritional Neuroscience, detectó que los niveles más altos de luteína correspondían a personas con mejores resultados en una prueba académica estandarizada, si bien para determinarlo se tomaron en cuenta también otros factores externos. Como conclusión, los científicos han señalado que estos estudios son un primer paso para entender el papel destacado de la luteína como un componente alimenticio con un papel predominante en las tareas cognitivas en la infancia.

>> Me gustaría ser Experto en Nutrición Infantil. Rellena el formulario para más información


Nutrición infantil