Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Trucos cotidianos para mejorar el speaking casi sin esfuerzo

Practicar es lo mejor, pero también es de ayuda ver películas y participar en debates con nativos para ampliar vocabulario y conocer otras expresiones.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Trucos cotidianos para mejorar el speaking casi sin esfuerzo
España y el inglés siguen sin encajar del todo. El nivel insuficiente de los españoles se relaciona principalmente con el speaking o inglés oral y que, en parte, se explica por el miedo a hablarlo públicamente. Para evitar este tipo de situaciones, es posible seguir una serie de trucos o pautas para mejorar el nivel y superar el examen oral si hay que afrontar esta prueba.

1. Practicar: uno de los mejores consejos que se pueden poner en marcha con el inglés, al igual que con cualquier idioma, es practicar y practicar. Solo así se consigue llegar al nivel que se desea y tener “tablas” para no equivocarse en el test. Y, ¿con quién practicar? Con amigos, conocidos, nativos, familia… y con uno mismo. Puedes hacerte una grabación con tus frases para luego escucharlas y corregir si es necesario o hacer debates en grupo.

>>Logra (por fin) el nivel B2 de inglés. Más info aquí:


Executive en inglés profesional - B2


2. Despacio: un buen truco para mejorar el nivel de inglés es tomarse unos segundos antes de responder. De esta manera, se puede pensar bien lo que se quiere decir y da tiempo de elaborar la frase correcta en la cabeza para expresarla verbalmente. Es algo, además, que el inglés lo permite porque no es un idioma que se hable de forma acelerada, aunque tampoco puedes quedarte totalmente callado porque se puede dar la sensación de que no se ha entendido lo que dicen o bien no se sabe qué responder.

3. Sencillez: cuando no se tienen todavía muchos conocimientos de lengua inglesa y es necesario salir airoso de una conversación o bien frente al examinador, la clave está en utilizar frases sencillas y con vocabulario específico. Pero, cuidado, porque esto no implica repetir una y otra vez lo mismo. Y, si no se conoce una palabra, lo mejor es explicar su concepto en la frase o bien utilizar algún término similar.

4. Expresiones: emplear expresiones típicas de inglés también es de gran ayuda, aparte de añadir naturalidad a la conversación y dotarla de más fluidez verbal. Una de las ventajas de la lengua inglesa es que hay múltiples expresiones para pedir una aclaración si algo no se ha entendido bien o para expresar preferencias, entre otras. También se pueden utilizar para corregirse a uno mismo, siendo especialmente útiles cuando se ha cometido algún error en la frase o puede que lo que se quería expresar no haya quedado suficientemente claro.

5. Oír: además de practicar la pronunciación, una buena manera de mejorarla y de conocer cómo se desarrollan las conversaciones en inglés es escuchar. Y esto puedes hacerlo a través del visionado de películas o bien con audiolibros, entre otras opciones. Además, es una excelente ocasión para aprender más y nuevas expresiones y vocabulario.

>>Apúntate: Curso online de Oxford Test of English 


6. Leer: aunque parece que leer y hablar no están en un principio directamente relacionados, lo cierto es que sí hay una vinculación. Cuando se lee, se aprenden estructuras de frases, expresiones y vocabularios sobre temas concretos, que luego pueden ser de utilidad a la hora de conversar. Si se leen libros con diálogos, todavía mucho mejor.

7. Diccionario: es uno de los grandes aliados para aprender un idioma. Para el speaking, es útil para el vocabulario y conocer sinónimos, así como para profundizar en refranes o frases hechas y su uso en las conversaciones.

8. Actividades: realizar actividades en inglés es beneficioso porque permite practicar el idioma y seguir aprendiendo. Por ejemplo, un curso de literatura, de música inglesa o de cocina son una buena opción. Cualquiera pueda servir. Son ocasiones además en las que se conoce gente con la que luego quedar para practicar.

9. Imágenes: en aquellos casos en los que se tenga que superar el examen de speaking es necesario seguir otra serie de consejos por la característica de una de las partes de la prueba: la fotografía. Lo más idóneo para no meterse en grandes problemas es describir lo que se ve en la foto para lo que es conveniente ensayar previamente en casa con otras imágenes con temas que entren en el programa del test.

10. Planificación: y, por supuesto, uno de los mejores consejos que se puede seguir cuando se tiene que hablar en inglés, con independencia de que se vaya a hacer o no un examen, es prepararse posibles frases y respuestas relacionadas con el tema del que hay que conversar y que tengan una alta probabilidad de que van a salir en su transcurso. Si, por ejemplo, tienes una reunión de trabajo, será conveniente repasar bien todo el vocabulario profesional, pensar lo que se va a decir ante determinadas cuestiones del reclutador… Pero nunca hay que memorizar porque se nota.