Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Mezclar idiomas en una conversación, ¿es posible hacerlo sin esfuerzo?

Un estudio sugiere que es posible bajo instrucción previa y en los momentos correctos.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Mezclar idiomas en una conversación, ¿es posible hacerlo sin esfuerzo?
Hasta ahora muchos estudios señalaban que a las personas bilingües les supone un esfuerzo cambiar de un idioma a otro durante una conversación, lo que hace que su tiempo de respuesta sea más lento, pero ¿esto es siempre así?

>>Ver Cursos de Idiomas para ser Bilingüe

Recientemente, los investigadores Daniel Kleinman, de la Universidad de Illinois, y Tamar Gollan, de la Universidad de California, han descubierto que si se define desde el principio el idioma que se va a usar en determinados momentos de la conversación, los hablantes bilingües pueden cambiar de un idioma a otro sin esfuerzo, y, de esta forma, usar los dos idiomas de manera tan eficiente como uno solo.
El esfuerzo del cambio de idioma surge a la hora de seleccionar el léxico.

Los mecanismos de control del idioma descendiente pueden ser suspendidos y la eficiencia de mezclar idiomas puede ser incrementada estratégicamente con instrucción.

Este nuevo hallazgo se opone a la creencia de que “hacer malabarismos entre dos tareas afectaría al rendimiento”, señaló Kleinman. En su lugar, este investigador sugiere que “la multitarea podría ser más fácil de lo que parece siempre y cuando las personas cambien en los momentos adecuados”.
Las personas bilingües pueden mantener y utilizar dos lenguas tan eficientemente como una sola

A la hora de realizar el experimento, ambos investigadores observaron que los resultados obtenidos en el laboratorio podrían ser diferentes a los que se podrían conseguir analizando las conversaciones cotidianas de los participantes porque en los estudios de laboratorio se solicita a los bilingües que pasen de un idioma a otro y a veces esos cambios no resultan eficaces.

>>Ver cursos de Enseñanza y Traducción

Por ello, plantearon la hipótesis de que permitiendo elegir previamente el idioma en el que nombrarían un determinado objeto o idea para posteriormente proseguir usando ese mismo lenguaje, podrían cambiar de idioma sin reducir su tiempo de respuesta. Sin embargo, como resultado, los tiempos de respuesta de los participantes fueron más lentos cuando tenían libertad para elegir idioma porque la mayoría de los hablantes no asociaban sistemáticamente cada imagen con un idioma en particular.

>>Ver cursos de IDIOMAS+TRABAJO

Además, este estudio, publicado en la revista Psychological Science, señala que las personas bilingües, que llevan toda su vida cambiando de un idioma a otro en sus conversaciones del día a día, no usan la coherencia como estrategia. Es decir, “las estrategias que utilizan para decidir cuándo cambiar de idioma podría variar dependiendo del contexto”, según Kleinman.“Mientras que los hablantes podrían, a veces, adoptar estrategias de cambio que supongan esfuerzos, estos estudios muestran que todas las personas bilingües podrían ser rápidamente redirigidos y cambiar de idioma sin esfuerzo”.
El cambio entre idiomas se produce con frecuencia sin esfuerzo, si cambian cuando una palabra es más accesible en el otro idioma.

En este experimento participaron 171 estudiantes universitarios bilingües (inglés-español), a los que se les pidió realizar la tarea repetitiva de nombrar una serie de dibujos de objetos en blanco y negro y se les dividió en cuatro grupos.


Mientras que uno de los grupos tuvo libertad para elegir el idioma con que el que quería nombrar a cada imagen, otro tenía que usar en determinadas ocasiones el idioma concreto que le habían indicado y los dos restantes solo podían utilizar exclusivamente inglés o español, en cada caso.

Como resultado, en este estudio se observó el papel clave de la coherencia, ya que los participantes no veían reducido su tiempo de respuesta cuando cambiaban el idioma si empleaban el mismo idioma cada vez que esa imagen apareciese.

También te puede interesar:
>>Grado bilingüe en Administración y Dirección de Empresas

Más información:

“Speaking Two Languages for the Price of One” study