Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Los gestos son clave en el aprendizaje de idiomas

Un estudio de la Universidad Pompeu Fabra demuestra que los gestos que imitan las propiedades de duración de las vocales pueden ayudar a mejorar el aprendizaje de una segunda lengua.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Los gestos son clave en el aprendizaje de idiomas
Gesticular es una de las principales señas de identidad que caracteriza a muchas personas. Y es que realizar gestos, suele ayudar en el contexto de una conversación a que el emisor transmita un mensaje más claro a sus receptores. 

Pero además de esto, los gestos podrían tener otra e importante ventaja, y no es otra que la de facilitar la pronunciación de palabras de una segunda lengua, tal y como ha revelado un estudio reciente que se ha llevado a cabo en la Universidad Pompeu Fabra. 

Según un grupo de investigadores del Departamento de Traducción y Ciencias del Lenguaje de esta universidad, los gestos que reproducimos a través de las manos para remarcar la tonalidad y la duración de un tono léxico pueden facilitar el aprendizaje de la pronunciación de palabras en una segunda lengua.

Esto sucede, por ejemplo, en algunas lenguas como en la japonesa, en donde muchas palabras sólo se distinguen por la duración de las vocales. Por ello, para las personas que aprenden japonés, es importante tener en cuenta estos contrastes vocálicos.

>> Ver: Máster Universitario en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas

Para la realización de esta investigación se contó con la participación de cincuenta personas catalanohablantes sin ningún conocimiento de japonés, una lengua con cinco vocales que, a diferencia del catalán, tiene tiempos de duración cortos y largos.

El estudio constaba de tres fases, una primera fase de familiarización, a través de la cual, los participantes veían un vídeo con una introducción de las vocales japonesas (aunque un grupo veía el vídeo con gestos y el otro grupo sin gestos). 

En la segunda  fase, o fase de pretest, los participantes debían identificar e imitar la longitud de la vocal. Y finalmente, en la fase postest, todos los participantes debían  repetir tareas de la frase pretest para, finalmente, realizar la prueba de memoria de trabajo.

Los principales resultados que se obtuvieron al concluir todas las fases de la investigación fueron que, el grupo de participantes que incluyó los gestos obtuvo una mejora más significativa en el momento de la pronunciación de las palabras en japonés que el grupo que no contó con apoyo gestual. 

Con lo cual, esta investigación ha puesto de manifiesto que los gestos de la mano que marcan visualmente los contrastes de duración vocálica facilitan la pronunciación de palabras nuevas en idiomas que contienen este tipo de contrastes.

>> Te recomendamos: Curso para preparar oposiciones al cuerpo de maestros especialidad en audición y lenguaje