Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Las personas zurdas podrían tener más facilidad para aprender idiomas

Un estudio de la Universidad de Oxford sugiere que los zurdos tienen mejor desempeño verbal, lo que les daría ventaja a la hora de aprender idiomas.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Las personas zurdas podrían tener más facilidad para aprender idiomas
Si eres zurdo, podrías tener más habilidad a la hora de aprender idiomas. Al menos, es lo que sugiere un estudio realizado por la Universidad de Oxford, en el que los científicos han profundizado en la genética de las personas zurdas.

>>Ver Curso de Especialización en Neurociencia y Función Cognitiva

Los investigadores han llegado a la conclusión de que las áreas del lenguaje del lado izquierdo y derecho del cerebro se comunican de una manera más coordinada. Esto implicaría que los zurdos podrían tener una ventaja en sus habilidades verbales, si bien el estudio establece que no todas las personas que utilizan la mano izquierda tienen las mismas capacidades en esta área.

La investigación se ha centrado en el análisis de 400.000 voluntarios, incluidas más de 38.000 personas zurdas. Se calcula que una de cada diez personas es zurda, algo que todavía no está muy bien visto en algunas culturas.

Palabras como “siniestro”, que procede del latín para designar el concepto “izquierda”, tiene connotaciones negativas, algo que se repite en diferentes idiomas. En francés, por ejemplo, la palabra que designa la izquierda es “gauche”, que también es utilizada como sinónimo de “torpe” o “sin gracia”. Algo parecido ocurre con el irlandés, donde el término “ciotóg” se usa tanto para describir a alguien que es zurdo como para nombrar a alguien que es torpe.

Frente a las conclusiones de los investigadores se encuentra la opinión de los lingüistas, que se muestran escépticos sobre la conexión entre la mano que una persona utiliza de forma habitual y su capacidad para aprender un idioma.

El Laboratorio de Neurociencia del Lenguaje de la Universidad de Nueva York ya ha mostrado su sorpresa indicando que “el hecho de que las partes derecha e izquierda del cerebro estén organizadas de forma diferente no significa que haya una ventaja en cómo las personas aprenden un idioma”.

>>Te puede interesar: Curso de Neuroeducación