Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

La interacción facilita que los bebés aprendan una segunda lengua

Los bebés que interactúan con adultos tienen más facilidad para aprender una segunda lengua.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de La interacción facilita que los bebés aprendan una segunda lengua
Interactuar con un adulto permite que los bebés puedan aprender mejor una segunda lengua, según ha demostrado un estudio del Institute for Learning & Brain Sciences de la Universidad de Washington. Los resultados del aprendizaje serán mucho más positivos si el niño interactúa con una persona que si intenta aprender a través de un vídeo o una grabación de sonido.

Encuentra tu CURSO DE IDIOMAS



Los científicos han demostrado que las interacciones sociales son muy importantes para el aprendizaje, hasta el punto que un comportamiento social temprano está vinculado a la capacidad de los niños para aprender los nuevos sonidos de un lenguaje.

Ver cursos de inglés | cursos de español | cursos de chino

Para realizar el estudio se midió el seguimiento visual que hacen los bebés con respecto a los tutores y los juguetes que les muestran. Los niños que establecían esta interactuación con más facilidad tenían más capacidad para el aprendizaje de una lengua.

Establecer un contacto visual con un adulto y luego mirar al mismo objeto que el adulto está mirando es una de las habilidades sociales más tempranas que un bebé es capaz de mostrar. Según los científicos, es en estos momentos de atención visual compartida cuando aumentan los niveles de atención y los niños se muestran más perceptivos al aprendizaje.

Ver cursos de atención |Cursos de aprendizaje |Cursos de lectura

En el estudio, bebés de diez meses de habla inglesa participaron en 12 sesiones de 25 minutos con un tutor que les hablaba español. Los tutores les hablaban, jugaban con ellos y les leían libros en español.

Tras cuatro semanas, los resultados demostraron que los niños que eran capaces de mirar al objeto que estaba mirando un adulto tenían una mayor respuesta cerebral a los sonidos en español.

Estos resultados se unen a estudios anteriores, que han demostrado que los bebés de hogares de habla inglesa podían aprender mandarín con tutores en vivo, pero no a través de vídeos o grabaciones de voz. De ahí la importancia de interactuar con los niños cuando están en pleno proceso de aprendizaje, y la necesidad de que padres, cuidadores y educadores desarrollen estrategias de cara a la enseñanza de los más pequeños.

Los científicos concluyen que en el tiempo que un padre juega con su hijo el pequeño está aprendiendo en gran medida de él. Interactuar con el niño es lo que de verdad le ayudará en el aprendizaje de una nueva lengua.



También te puede interesar:

Idiomas para niños en formato app

Más información:

Social Interaction in Infants’ Learning of Second-Language Phonetics: An Exploration of Brain–Behavior Relations