Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Estudiar estos idiomas es un reto: ¿te atreves?

Aprender chino, ruso, japonés, árabe y coreano no es tarea fácil, pero estudiar estos idiomas resulta altamente gratificante si lo planteas como un reto.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Estudiar estos idiomas es un reto: ¿te atreves?
Hay idiomas que por sus características nos resultan especialmente difíciles de aprender a los hispanohablantes. Sin embargo, el número de personas que deciden estudiarlos no deja de crecer año tras año. La razón hay que buscarla en el reto que supone su aprendizaje y las ventajas que puede suponer añadir estos idiomas a tu currículum.

Entre los idiomas que requieren un extra de esfuerzo por su dificultad de aprendizaje, y al mismo tiempo resultan más motivadoras, se encuentran los siguientes:

Chino


Este idioma es complicado de aprender porque el significado de una misma palabra puede variar en función del contexto en la que la utilicemos. La pronunciación también tiene su dificultad para un hispanohablante, que tiene que diferenciar diferentes tonos. Por último, el alfabeto es muy distinto al nuestro.

Para que una persona no sea considerada analfabeta tiene que conocer al menos 3.000 ideogramas, por lo que se estima que el aprendizaje de un nivel elemental de chino puede realizarse en dos años si se realiza de manera intensiva.

>>Te puede interesar: Curso de Francés Turístico: Nivel Intermedio

Ruso


La dificultad del idioma ruso reside en su variedad de acentos y la dificultad que presenta su vocabulario, que para un hispanohablante resulta complicado de memorizar. La gramática, con el uso de declinaciones y diferentes modos gramaticales, y el hecho de poseer un alfabeto distinto, con caracteres cirílicos, también exige un extra de esfuerzo al alumno.

A pesar de todo ello, con un año de estudio una persona puede empezar a entender y hacerse entender en este idioma.

>>Ver Los mejores Cursos de Idiomas de 2019

Japonés


La lengua japonesa tiene dos alfabetos fonéticos que hay que dominar y más de 10.000 caracteres diferentes, lo que constituye su principal dificultad. Aunque la fonética no es muy complicada, ya que es muy parecida al castellano, para pronunciar correctamente hay que reconocer unos 50 sonidos diferentes.

Una persona que realice una inmersión de seis meses en Japón puede comenzar a comunicarse, pero si se desea escribir bien este idioma serán necesarios al menos dos años.

>>Curso con salidas: Curso de Especialista universitario en recursos para la enseñanza de español como lengua extranjera

Árabe


Entre las principales dificultades del idioma árabe se encuentran la pronunciación, la gramática y la caligrafía. Existe una variación del árabe para ocasiones formales y diversos dialectos o variedades regionales.La lengua se escribe de izquierda a derecha, al contrario de cómo lo hacemos en Occidente. Además, el idioma no utiliza vocales.

Con unas 2.000 horas de estudio podremos comenzar a comunicarnos en esta lengua.

Coreano


Es uno de los idiomas que exige un mayor esfuerzo para dominarlo correctamente, principalmente por su vocabulario y su gramática. Esta lengua no tiene un sistema de escritura pictórica y además es atonal. La conjugación de verbos y adjetivos presenta un gran nivel de dificultad.

Hablarlo bien puede llevarnos meses, incluso estudiando el idioma de una manera intensiva. Escribirlo correctamente puede ser una tarea que nos lleve varios años, pero nunca es tarde para comenzar.

>>Curso con salidas: Alemán aplicado a la gestión hotelera nivel inicial. Más info en este formulario:

Alemán aplicado a la gestión hotelera nivel inicial.

Lectura recomendada: Becas de idiomas 2019: aprende el idioma que te propongas