Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Dime cómo lees y te diré tu nivel de idioma, según el MIT

Un estudio del MIT ha descubierto que los movimientos oculares pueden predecir el nivel de inglés que tienen los no angloparlantes.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Dime cómo lees y te diré tu nivel de idioma, según el MIT
Los interminables test que las escuelas preparan para saber qué nivel de idiomas tienes, podrían tener fecha de caducidad. Un estudio realizado por investigadores del Instituto tecnológico de Massachusetts (MIT)  ha descubierto un nuevo método, bautizado como ‘EyeScore’, para predecir qué nivel tienes de una forma muy sencilla: siguiendo los movimientos de tus ojos.

Utilizando datos generados por cámaras insertadas en los ojos de los lectores, el equipo de investigación ha descubierto que los patrones de movimiento de los ojos -particularmente cuánto descansan en ciertas palabras- se correlacionan fuertemente con el rendimiento en las pruebas estandarizadas de inglés como segundo idioma.

>>Te recomendamos: Curso de inglés intensivo en Verano

"En gran medida [el movimiento ocular] capta la competencia lingüística, ya que podemos compararlo con los puntos de referencia de las pruebas estandarizadas", asegura Yevgeni Berzak, coautor de la investigación. Y añade: "La señal del movimiento del ojo durante la lectura es muy rica y muy informativa".

El estudio ahonda en un fenómeno sobre cómo leemos: nuestros ojos no se mueven continuamente a lo largo de una cadena de texto, sino que se fijan en palabras particulares durante un máximo de 200 a 250 milisegundos. También tomamos saltos de una palabra a otra que pueden durar aproximadamente 1/20 de segundo. "Tus ojos están saltando, principalmente hacia adelante, aunque a veces también hacia atrás. Es tu mente la que unifica una experiencia fluida, lo que revela la capacidad de la misma para crear ilusiones", asegura Roger Levy, también coautor de la investigación.

Si está aprendiendo un nuevo idioma, los ojos pueden detenerse en palabras particulares durante periodos de tiempo más largos, mientras intenta comprender el texto. El patrón particular del movimiento ocular, por esta razón, puede revelar mucho sobre la comprensión, al menos cuando se analiza en un contexto claramente definido.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores utilizaron un conjunto de datos de registros de movimientos oculares, con una muestra de 145 estudiantes que tienen el inglés como segundo idioma, divididos casi por igual entre cuatro idiomas nativos: chino, japonés, portugués y español; así como 37 hablantes nativos de inglés. A los lectores se les dieron 156 oraciones para leer, la mitad de las cuales eran parte de una "prueba común" en la que todos en el estudio leían las mismas oraciones. El metraje de vídeo permitió que el equipo de investigación observase la cantidad de tiempo que los lectores dedicaban a palabras concretas.

El siguiente reto del MIT: averiguar si entendiste una oración a simple vista con tan sólo observar los movimientos oculares.

>> Sácate un Máster oficial en Enseñanza Bilingüe de Inglés

>> Amplía tus conocimientos: Curso en anatomía, fisiología y neurología del habla y del lenguaje