Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Diez trucos para escribir bien en inglés: take it easy!

Redactar frases simples, utilizando estructuras, verbos y vocabulario que se conocen es una forma fácil de sentar una buena base para escribir correctamente en inglés.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Diez trucos para escribir bien en inglés: take it easy!
Escribir en inglés no es tan complicado, aunque como todo idioma tiene sus propias normas, que difieren de las que se emplean en español. Las principales diferencias están relacionadas con la ortografía y signos de puntuación, aunque tampoco se pueden obviar otros aspectos de la redacción que son característicos de la lengua inglesa.

Y, aunque al principio pueda parecer un objetivo imposible por estas particularidades, no lo es. Para conseguirlo más fácilmente, aquí te damos diez trucos útiles que te ayudarán a escribir bien en inglés en poco tiempo.

1. Orden


Antes de lanzarse a escribir, es fundamental tener claras las ideas que se quieren expresar, ordenarlas y hacer una correcta estructura del texto en inglés porque no es lo mismo una carta que un texto académico, una redacción para clase… Si se está en una fase inicial de aprendizaje de este idioma, una buena opción son los modelos de las cartas en inglés que permiten seguir un orden correcto. Y, si hay que hacer una redacción, la mejor estructura es una introducción sobre el tema del que se va a hablar, seguida de un desarrollo para expresar las ideas más detenidamente, argumentarlas -se pueden aportar opiniones-, y una conclusión.

2. Frases sencillas


Tras tener el esquema o estructura del texto, el siguiente paso es pensar en las frases que se van a escribir. Cuando no se tiene un nivel muy alto de inglés o bien existen dudas, es preferible comenzar utilizando estructuras muy sencillas que, además, permitirán sentar una buena base en el writing sobre la que ir evolucionando. Y es que no hay nada como seguir la máxima de sujeto más verbo más objeto. Pero, sobre todo, se debe huir de traducir frases tal y como se piensan o dicen en español. El inglés tiene sus propios dichos o refranes y la construcción de las oraciones es diferente gramaticalmente. 

>>Te recomendamos: Máster Universitario en lingüística aplicada a la enseñanza de inglés como Lengua Extranjera

3. Palabras


A la hora de escribir, hay que utilizar siempre las palabras que se conozcan. Pero, ¿qué sucede si no se sabe el vocablo en inglés? Lo mejor es buscarlo en el diccionario, lo que permite ir ampliando el conocimiento de vocabulario. En aquellos casos en los que no se pueda, la alternativa pasa por hacer una adaptación o darle una vuelta a la frase que se quiere escribir para exponer las ideas de forma clara con las palabras que sí se saben. Es una adaptación que se puede hacer en función del tipo de texto que se escribe porque, si es formal, no se emplean expresiones coloquiales. 

4. Expresiones


Para redactar en inglés, hay una serie de expresiones muy útiles cuando se sigue la estructura en el texto de introducción, desarrollo y conclusión. Dentro de ellas, por ejemplo, están ‘First of all’, ‘Presently’, ‘At first’, ‘Currently’ o ‘Today’, entre otras muchas, que son idóneas para la introducción o para comenzar frases. También pueden utilizarse otras como ‘for example’, ‘additionally’, ‘again’, ‘moreover’ o ‘meanwhile’, que son más adecuadas cuando se están desarrollando las ideas. Y, finalmente, para la parte de la conclusión, están ‘Finally’, ‘To sum up’, Therefore’ o ‘In brief’. 

5. Errores


Una vez se ha terminado de escribir, es recomendable revisar el texto para detectar posibles errores en la composición de las frases y cerciorarse de que se han seguido las pautas de la gramática inglesa. Igualmente, hay que revisar los errores de spelling. 

6. Puntuación


Un buen texto en inglés no depende solo de todo lo comentado anteriormente. La puntuación es igualmente clave porque, además, es diferente a la española. Es el caso, por ejemplo, de las mayúsculas: siempre se escriben así los idiomas o días de la semana, aunque sean el inicio de la frase. Cuidado hay que tener también con los signos de exclamación –solo van al final de la oración-, y con los encabezamientos en las cartas, que van seguidos de una coma como en ‘Dear friend,’. 

7. Traductores y diccionarios


Los traductores que hay en Internet son de gran ayuda para solucionar algunas dudas y comprobar si se ha escrito bien una palabra, al igual que los diccionarios. No obstante, siempre debe ser un traductor fiable porque no siempre toda la información que se ofrece en la red es correcta. Además, aún hay otro truco cuando se necesita saber si una frase está bien escrita: si aparece en páginas nativas, está bien. 

8. Lectura


Aparte de los consejos anteriores, hay otros trucos para el writing, aunque requieren de más tiempo. El mejor es leer porque, cuanto más se lee, mejor se termina escribiendo. Es una máxima válida para cualquier idioma. Además, leyendo se aprenden  estructuras correctas, vocabulario y el uso de expresiones típicas del inglés. 

9. Practicar


Otro buen consejo es practicar y practicar como cuando se aprendía el castellano. Son momentos que constituyen una buena ocasión para ir probando estructuras y expresiones que se han leído e ir progresando en el conocimiento de la lengua. 

10. Copiar


Y, si no se consigue el objetivo, siempre queda emplear frases y estructuras ya hechas en inglés y que se hayan leído o estudiado en otros escritos, pero adaptándolas al texto que se esté redactando. Es una solución que solo debe utilizarse cuando todavía no se tienen muchos conocimientos porque, en caso contrario, dificultará seguir aprendiendo porque es un truco muy cómodo, aunque no siempre puede ponerse en práctica.

>>Ver Máster en Translation and Interpreting in Global Enterprises. Más info:

Máster en Translation and Interpreting in Global Enterprises.