Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

¿Cómo procesa el cerebro las palabras?

Un estudio del MIT realizado con 37 idiomas refleja que las palabras que están relacionadas tienden a unirse dentro de la frase.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de ¿Cómo procesa el cerebro las palabras?
A la hora de formar una frase normalmente siempre se piensa que se tienden a seguir los dictados de la gramática. Sin embargo, en ocasiones, hay cierta flexibilidad en el orden en el que se pueden colocar las palabras dentro de una misma oración. Una composición que no es casual. De hecho, según una investigación realizada por el MIT, las personas que utilizan el lenguaje tienen una preferencia a la hora de unir los vocablos.

Busca tu curso de idiomas


Ver formación para trabajar como profesor de español


La clave está en que se “tiende a minimizar la distancia entre las palabras dependientes o relacionadas”, según explica Richard Futrell, estudiante de doctorado en el Departamento del Cerebro y Ciencias Cognitivas del MIT y partícipe en este estudio.

La investigación constata esta premisa y pone de manifiesto la preferencia generalizada en los 37 idiomas, entre ellos el español, de colocar juntas dentro de la oración las palabras que gramaticalmente están relacionadas, de manera que no figuren muchos vocablos más entre ellas.

Ver estudios en Traducción e Interpretación


Ver estudios en Ciencia y Salud


Una composición que se realiza al modificar el lenguaje para hacer el trabajo de construir la frase más sencillo al cerebro tanto para los hablantes, oyentes o lectores. “Cuando estoy hablando con usted, está tratando de entender lo que estoy diciendo, hay que analizarlo y averiguar qué palabras están relacionadas entre sí”, ha añadido Futrell, quien explica que, si existe una gran cantidad de tiempo entre una palabra y otra relacionada, significa que tienes que retener en la memoria uno de esos términos, lo que puede ser más difícil de hacer.

Esta investigación es una de las más exhaustivas que se habían realizado hasta ahora en este campo, ya que se estudian un total de 37 idiomas, incluido el español, frente a los uno o dos que se habían analizado en la actualidad.

Ver cursos de Alemán / Italiano / Francés / Ruso / Portugués / Japonés


Para realizar el estudio, los investigadores utilizaron cuatro grandes bases de datos de frases que han sido analizadas gramaticalmente, correspondiéndose una de ellas con Charles University de Praga, Google, Universal Dependencies Consortium, y otra en chino de las dependencias lingüísticas del consorcio de la University of Pennsylvania.

Las frases de la investigación se tomaron de textos publicados, que representaban el uso del lenguaje cotidiano. En ellas se estudió la colocación de las palabras haciendo una comparación de las longitudes entre los términos dependientes en un par de líneas que se tomaron como base. Un proceso que se realizó con cada idioma analizado. Además, también se utilizó otra línea base con el fin de poder estudiar esta relación en idiomas que tienen unas normas gramaticales más estrictas como es el inglés.

El análisis evidenció la corta distancia entre las palabras relacionadas, aunque también se observaron algunas diferencias entre idiomas. Por ejemplo, en el italiano se tiene más preferencia por las frases más cortas, mientras que en alemán hay algunas oraciones que son más indirectas y esta colocación está menos optimizada.

Además, en lenguas como japonés, coreano y turco en los que la palabra del principio tiene relación con la del final, hay una menor minimización de la longitud, lo que se explica por el hecho de que estas lenguas tienen una serie de pautas para indicar si una palabra es el sujeto, objeto directo…., que compensarían la posible confusión que puede generar una mayor distancia entre las palabras vinculadas.

Más información:

'Large-scale evidence of dependency length minimization in 37 languages', publicado en PNAS