Cómo elaborar un diario puede ayudar en el aprendizaje de idiomas según un estudio

Cómo elaborar un diario puede ayudar en el aprendizaje de idiomas según un estudio

A los estudiantes de un idioma extranjero puede resultarles útil hacer un diario de aprendizaje para fijar vocabulario y reglas gramaticales.

Aprender un idioma es un reto. Por ello, necesitamos trucos que nos hagan más llevadero el proceso de aprendizaje. Si tienes problemas para memorizar el vocabulario o las reglas gramaticales, hacer un diario puede resultarte muy útil. El motivo es que los adultos aprenden a través de explicaciones claras y concisas, ya que interiorizan los conocimientos del nuevo idioma estableciendo vínculos con conocimientos lingüísticos ya existentes.

Aunque lo mejor para aprender otra lengua es realizar una experiencia inmersiva, las circunstancias actuales impiden viajar libremente. Por ello, hay que utilizar métodos que resulten eficaces para avanzar en el idioma sin necesidad de desplazarse. Un diario es una excelente opción, ya que permite al estudiante aclarar conceptos y repasar su propio proceso de aprendizaje cuando lo necesite.

Utilidad de los diarios

Para llegar a estas conclusiones la Universidad de Dundee, en Reino Unido, ha realizado una investigación con un grupo de 38 estudiantes de español como lengua extranjera, a los que se pidió que hicieran un diario al finalizar cada lección. Para ello, los estudiantes tenían que responder solo a dos preguntas: qué habían aprendido y qué diferencias y similitudes encontraban entre el nuevo idioma y su lengua natal. Además, los estudiantes tenían libertad para comentar, analizar y reflexionar sobre el contenido de las lecciones o sobre otros aspectos de su interés.

Después de ir haciendo este diario de aprendizaje, los investigadores concluyeron que los diarios plasmaban la capacidad de lenguaje analítico de los alumnos, publica The Conversation. Sirvieron para detectar los errores más comunes que los angloparlantes cometen al aprender español y para que los estudiantes aclarasen sus ideas.

Así, los alumnos apuntaron que escribir este diario les había servido para mejorar el lenguaje y la comprensión, al tiempo que señalaron que habían disfrutado haciendo conexiones con su lengua materna, lo que les ayudó a memorizar lo que estaban aprendiendo.

Herramientas de apoyo

En este sentido, los investigadores descubrieron que los diarios se utilizaban como herramientas de apoyo en el aprendizaje, permitiendo a los estudiantes explorar sus propias habilidades analíticas y darse cuenta de cómo utilizar su propio conocimiento para avanzar en la comprensión y el aprendizaje del nuevo idioma.

Asimismo, los alumnos mostraron interés por seguir haciendo el diario como fórmula útil a la hora de memorizar nuevas palabras en español y establecer las conexiones lingüísticas adecuadas. De igual manera, los profesores se mostraron partidarios de seguir utilizando los diarios como punto de partida para debatir en clase y como una herramienta práctica más en el aprendizaje de idiomas.

>>Ver Cursos de Inglés.

>>Ver Cursos de Francés para Comercio Internacional.