Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

¿Cómo conseguir ser políglota? 10 trucos para hablar el idioma que te propongas

Hablar muchos idiomas diferentes parece complicado. Sin embargo, no lo es porque existen una serie de trucos que ayudan a dominar varias lenguas extranjeras al mismo tiempo y con menos esfuerzo.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de ¿Cómo conseguir ser políglota? 10 trucos para hablar el idioma que te propongas
Hablar idiomas es fundamental desde el punto de vista profesional ante un mundo cada vez más globalizado, pero también para aumentar la cultura y el saber y disfrutar de viajes y vacaciones de una manera diferente. Es una manera a su vez de abrir más puertas a vivir nuevas experiencia para residir, aunque sea de forma estacional y breve, en otros países.

Dominar varias lenguas es un reto que muchas personas ven inalcanzable porque creen que es difícil conocer bien diversos idiomas muy diferentes entre sí, máximo cuando se siente que no se tienen muchas habilidades para ello porque, con aprender uno solo, ya es más que suficiente. Sin embargo, es un error pensar así. Ser políglota es posible. Y, ¿cómo se puede conseguir? Con estos diez sencillos consejos, verás que es mucho más fácil.

1. Motivación


La motivación es clave para aprender varios idiomas. Es importante tener claro por qué se hace y buscarle una utilidad u objetivo. En caso contrario, se pensará que es una obligación o un quehacer añadido, lo que lleva a mermar la predisposición para aprender y a conseguir resultados positivos.

2. Barreras mentales


Para comenzar a ser políglota y desde que se aprende el primer idioma, es vital superar las barreras mentales de que no se va a ser capaz de comunicarse en una lengua extranjera. Evidentemente, al principio será complicado, pero se consigue. Se debe ser consciente de que te conviertes en un niño pequeño que se equivoca y tiene que aprender.

3. Idiomas


La elección de los idiomas a aprender es fundamental. Entre muchos de ellos hay más conexiones de las que inicialmente se puede pensar. De esta manera, un buen consejo es detectar todas aquellas lenguas que son de la misma familia para estudiarlas juntas. Por ejemplo, el italiano es comprensible por un español aunque es diferente y tiene muchos vínculos con el francés en la parte escrita.

>> Te puede interesar: Curso de Traducción Profesional a distancia


4. De uno en uno


Para ser políglota, una buena clave es aprender un idioma de uno en uno, sobre todo, si se tienen dificultades. Si es tu caso, ves de uno en uno, por lo menos, hasta haber alcanzado una cierta fluidez. Esto permitirá adquirir una muy buena base y que el siguiente idioma cueste menos.

5. Aprendizaje selectivo


A la hora de abordar el aprendizaje de un idioma o varios, una pauta esencial es aprender solo lo que vas a necesitar para comunicarte. No hace falta dominar toda la lengua y ser bilingüe en todas y cada una de ellas. Puede bastar con que conozcas entre 2.000 y 4.000 palabras. Son más que suficientes para poder comunicarte con cualquier nativo. En el caso de uso profesional, siempre deberás prestar atención a esos términos específicos, al igual que si los aprendes para viajar.

6. Describir


Los políglotas no siempre saben todas las palabras de un mismo idioma, pero sí son capaces de defenderse para comunicarse en esa lengua. Es así importante saber describir objetos, situaciones… para hacerse entender.

>>Atrévete con el francés: Curso de Francés general MONTPELLIER

 

7. Otros políglotas


Si quieres aprender varios idiomas, es bueno que te rodees de personas que dominan distintas lenguas extranjeras. De esta manera, tendrás más motivación al ver que es posible conseguirlo, aparte de poder practicar con ellos.

8. Practicar


Para ser políglota, es básico poder practicar los idiomas que se aprenden y no solo con personas que los dominen. En el día a día, deben utilizarse, aunque sea para tu vida cotidiana y tengas que practicar solo. No hay nada peor que aprender la lengua extrajera e ir perdiendo su dominio porque no se practica. Esto es, realmente, perder el tiempo.

>>Hemos encontrado: Curso de Alemán inicial aplicado a la Gestión Hotelera (V edición)

9. Aprender siempre


Aunque se tenga un alto nivel de conocimiento del idioma, hay que ser consciente de que nunca hay que dejar de aprenderlo. Siempre habrá términos o expresiones nuevas que convendrá conocer.

10. Relajación


Para llegar a ser políglota, no hay que preocuparse demasiado por el nivel de certificación como el C2 que avale el conocimiento de la lengua. Muchos políglotas tienen un alto dominio de los idiomas, pero no tienen certificaciones. Por lo tanto, no hay que obsesionarse tanto por los títulos, a no ser que los precises para optar a becas o por motivos profesionales.

Lectura recomendada:
Trucos de políglotas para que no se te resista ningún idioma